Camino a Pekín

LOS FAVORITOS DE LOS JUEGOS DE PEKÍN 2022

Como en toda competición deportiva, los Juegos de invierno de Pekín 2022 cuentan de antemano con sus favoritos. Que cumplan o no los pronósticos eso es otro asunto. Es más, en tiempos de pandemia -especialmente con la virulenta variante ómicron- cualquiera de los favoritos que incluyamos en la lista de tales puede caerse de la misma si resulta contagiado en su estancia en China, lo que impediría su participación. En cualquier caso, nos decantamos por los siguientes nombres por especialidad (nombraremos los mínimos posibles) dentro de los otros muchos nombres que podrían añadirse:

-En esquí alpino la italiana Sofia Goggia, especialista en velocidad, muy bien situada en la general de esta temporada de la Copa del Mundo y con una trayectoria previa a los Juegos casi impecable ya no será, no obstante, tan favorita al caer en una prueba realizada apenas un par de semanas antes de los Juegos. Por otra parte habrá que contar una vez más con la estadounidense Mikaela Shiffrin, particularmente en las especialidades más técnicas. No podemos dejar de nombrar a la suiza Michelle Gisin o la italiana Federica Brignone. En el apartado masculino otro italiano –Dominik Paris– podría alzarse con el triunfo en las pruebas más rápidas, mientras que el suizo Marco Odermatt, actual líder en la clasificación de la Copa del Mundo, el muy experimentado noruego Aleksander Aamodt Kilde y el austriaco Mathias Mayer comprenden un trío de garantías para diversos podios, aunque la situación está muy abierta y pueden entrar en la ecuación muchos nombres.

-El esquí de fondo masculino contaba hasta hace poco tiempo con un clarísimo dominador: el noruego Johannes Høsflot Klæbo, y lo sigue siendo, pero esta temporada ha mostrado algún signo de debilidad, no siendo tan contundentes sus actuaciones. Tendrá que estar muy atento al ruso Alexander Bolshunov. En la modalidad femenina otra rusa se encuentra entre las favoritas, Natalia Nepryaeva, pero no debemos olvidarnos de la noruega Therese Johaug, implacable cuando entra en escena y de la sueca Maja Dahlqvist, gran favorita para las pruebas cortas.

Johannes Høsflot Klæbo

-Para la combinada nórdica no nos engañemos: cualquier representante subido a lo más alto del podio que no sea el noruego Jarl Magnus Riiber sería un sorpresón. Más peleados serán el resto de puestos en el podio, sin embargo, entrando en la lucha atletas de Austria y Alemania, destacando especialmente el austriaco Johannes Lamparter en el apartado masculino.

-El japonés Ryoyu Kobayashi ha sido el gran dominador en las últimas pruebas de la Copa del Mundo (la principal referencia que tenemos) de saltos de esquí pero no debemos olvidarnos del germano Karl Geiger. En las mujeres otra alemana, Katharina Althaus, y una austriaca, Marita Kramer, son las que se espera peleen por el oro.

-Vayamos con las disciplinas más “juveniles”. El skicross será muy peleado, como siempre ocurre con esta modalidad que podríamos calificar de un tanto “loca” en sus resultados, pues cualquier percance puede dar al traste con los favoritos, pero mencionaremos dos nombres: el sueco David Mobaerg y el francés Bastien Midol pero, insistimos, las posibilidades están muy abiertas. Algo menos abiertas lo están en categoría femenina donde deberían imponerse o la sueca Sandra Näslund o la suiza Fanny Smith o incluso la canadiense Marielle Thomson.

-Siguiendo con el freeski la modalidad de Aerials presenta a una serie de esquiadores chinos con grandes probabilidades de subir al podio pero tendrán que vérselas con el ruso Maxim Burov. En el apartado femenino otras representantes locales, Mengtao Xu y Fanyu Kong, deberían luchar por el oro.

Maxim Burov

-Los Moguls (o baches) tienen a un canadiense como máximo favorito: Mikael Kingsbury, mientras que un trío de mujeres de distintos países pelearán por el oro: la experimentada francesa Perrine Laffont, la australiana Jakara Anthony y la japonesa Anri Kawamura.

-Vayamos con el halfpipe, siempre con esquíes, los favoritos son el canadiense Brendan Mackay y su vecino del sur Alex Ferreira. Entre las mujeres atención a la estonia Kelly Sildaru pero, sobre todo y muy por encima de todas, la china Ailing Eileen Gu.

-El slopestyle, con las múltiples caídas que causa, es una incógnita. El estadounidense Alexander Hall, sin embargo, debería estar arriba, pero no nos olvidemos del suizo Andri Ragettli. En mujeres repetiremos los mismos nombres que los dichos en el halfpipe.

-En Big Air, modalidad que se estrenará en freeski en Pekín mismos nombres que los dichos para el slopestyle, aunque añadiremos a la francesa Tess Ledeux a la lista.

Kelly Sildaru. Foto de GEtty

-Vayamos con el snowboard. En el cross deberíamos contar con el austriaco Alessandro Hammerle pero existe un amplio plantel de favoritos capaces incluso de lograr el oro. En mujeres no nos mojamos y apostamos por la británica Charlotte Bankes, la vigente campeona olímpica Michela Moioli, la francesa Chloe Trespeuch y la australiana Belle Brockhoff.

-En las modalidades de paralelo atentos a dos rusos: en hombres Dmitri Loginov y la jovencísima y nueva revelación Sofiya Nadyrshina, pero no podemos olvidarnos de la veteranísima germana Ramona Theresia Hofsmeister.

-Nos preguntamos si el gran campeón que es Shaun White podrá revalidar su título de halfipipe. Se las tendrá que ver con los hermanos japoneses Ayumu y Ruka Hirano. La compatriota de White Chloe Kim no es este año tan favorita como lo era hasta hace poco, pero cometeríamos un error si la descartáramos. Atención a la china Xuetong Cai, por otra parte.

Xuetong Cai. Foto de VCG

-El canadiense Sebatien Toutant y el estadounidense Redmond Gerard deberían hacer algo grande en la modalidad de slopestyle, mientras que las niponas Kokomo Murase y Reira Iwabuchi cuentan para la victoria en el apartado femenino.

-Una europea, Anna Gasser, es máxima favorita en el Big Air, donde peleará con las dos japonesa anteriormente citadas. Entre los hombres una pléyade de nombres pueden subir al cajón más alto del podio: desde el canadiense Mark McMorris  al chino Yiming Su, pasando por el finlandés Rene Rinnekangas.

-Finalicemos con los deportes de nieve con el biatlón. Aquí sí que es difícil decantarnos por pocos nombres porque si hasta esta misma temporada habríamos dicho con los ojos cerrados que dos noruegos destacaban de largo en cada categoría (Johannes Thingnes Bø en hombres y Tiril Eckhoff en mujeres), el panorama ya no está tan claro para ellos, especialmente Eckhoff. Decir tan solo que Tiril ha caído a la 20ª posición en la clasificación de la Copa del Mundo, donde su compatriota Marte Olsbu Roeiseland se ha convertido en la nueva gran dominadora, con permiso de las bielorrusas Dzinara Alimbekava y Hanna Sola y de las hermanas suecas Elvira y Hanna Oeberg. En los hombres el citado Johannes Thingnes no pasa por su mejor momento, quién sabe si preparándose para los Juegos. Su hermano Tarjei Bø lleva mejor temporada que él, pero los franceses Quentin Fillon Maillet y Emilien Jacquelin quieren seguir los pasos de su compatriota Martin Fourcade y dar el oro a Francia.

Marte Olsbu Roeiseland

-Entremos en los deportes de hielo. Dentro del patinaje de velocidad los neerlandeses indudablemente estarán arriba, pero esta vez les será difícil copiar podios. Citaremos el nombre de Kjield Nuis pero una pléyade de patinadores noruegos, japoneses, rusos y de otros países bien pueden alzarse con el oro, tales como el noruego Lorentzen, por nombrar únicamente a uno. En mujeres dos estadounidenses podrían volver a su país con medallas colgadas al cuello: Brittany Bowe y Erin Jackson, sin olvidarnos de la representante de Países Bajos Irene Schouten.

-En short track, la modalidad corta del patinaje, el local Ziwei Ren podría dar una alegría a la afición china, pero no podemos olvidarnos del húngaro Shaolin Sandor Liu. En mujeres la italiana Arianna Fontana , la mujer con más medallas en Juegos Olímpicos de invierno de su país, luchará junto a la neerlandesa Suzane Schulting, entre otras, por salir de China habiendo conseguido algún triunfo.

-La modalidad artística del patinaje ofrece muchos nombres entre sus posibles ganadores. En categoría masculina porque la ausencia de meses del bicampeón olímpico Yuzuru Hanyu deja alguna incógnita y coloca a su rival Nathan Chen, de Estados Unidos, más favorito que el propio patinador nipón. Entre las chicas tres rusas aparentemente coparán el podio, pero el orden está por determinar. Hablamos de Anna Shcherbakova, Kamila Valieva y Alexandra Trusova. Habrá lucha entre más países en el apartado de parejas, pues los chinos Wenjing Sui y Cong Han pelearán contra la terna de parejas rusas compuestas por Mishina/Galliamov, Tarasova/Morozov y Boikova/Kozlovskii. Finalmente, la categoría de danza es la que cuenta con más aspirantes a las medallas. ¿Será por fin el turno de los franceses Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron o de los estadounidenses Madison Hubbell y Zachary Donohue, así como de Madison Chock e Evan Bates? Sin olvidarnos de los rusos Sinitsina/Katsalapov y Stepanova/Bukin.

Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron

-La pista de deslizamiento ofrecerá bonitas luchas en sus diferentes deportes. En bobsleigh varias mujeres deberían estar entre las mejores: la estadounidense Elana Meyers Taylor, su nueva compatriota (antes canadiense) Kaillie Humphries, unidas a las germanas Laura Nolte y Kim Kalicki, sin olvidarnos de la canadiense Christine De Bruin. Entre los hombres cualquier resultado como vencedor que no incluya al alemán Francesco Friedrich es casi impensable. Le podrían acompañar en el podio el también alemán Johannes Lochner, el canadiense Justin Kripps o el ruso Rotislav Gaitiukevich.

-En skeleton los hermanos Martins y Tomass Dukurs lo tendrán difícil con la competencia compuesta por el ruso Nikita Tregubov y el alemán Alexander Gassner, por citar sólo a dos. Son demasiadas las mujeres con aspiraciones al oro: la austriaca Janine Flock, la neerlandesa Kimberley Bos, la alemana Tina Hermann, la rusa Elena Nikitina. Incluso la italiana Valentina Margaglio, gran sorpresa de esta temporada, podría dar el campanazo.

-El luge mostrará seguramente una lucha fratricida entre las alemanas Natalie Geisenberger, Julia Taubitz y Dajana Eitberger que tendrán que vérselas con la rusa Tatiana Ivanova y la austriaca Madeleine Egle. En hombres dos rusos (Semen Pavlichenko y Roman Repilov) y dos alemanes (Felix Loch y Johannes Ludwig) y dos austriacos (David Gleirscher y Wolfgang Kindl) junto al italiano Dominik Fischnaller pelearán por las medallas. En el apartado de dobles hay dos parejas alemanas con serias aspiraciones al triunfo: las compuestas por Eggert/Benecken y Wendl/Arlt, pero los hermanos letones Sics y los austriacos Steu/Koller no se lo pondrán fácil.

Natalie Geisenberger. Foto de Michael Sohn/AP

-Finalizamos con los dos únicos deportes de equipo: En el curling los equipos suecos, el masculino liderado por Niklas Edin y el femenino de Anna Hasselborg han ido los grandes dominadores en este ciclo olímpico, pero en los últimos meses han empezado a ofrecer fisuras. Los equipos de Canadá deberían pelearles el oro, pero no descartemos a los actuales campeones (el Team Shuster de Estados Unidos en hombres) de la ecuación. En la modalidad de parejas mixtas la pareja canadiense compuesta por Rachel Homan y John Morris, quien ha cambiado de pareja tras proclamarse campeón junto a Kaitlyn Lawes en Pyeongchang es favorita, junto a los británicos Jennifer Dodds y Bruce Mouat, sin dejar de lado a la sueca compuesta por Almida de Val y Oskar Eriksson.

-Finalizamos con el hockey hielo. La ausencia de los jugadores de la NHL deja muchas incógnitas, pues no solo afectará a las selecciones de Estados Unidos y de Canadá, sino a muchas otras europeas al jugar allí sus mayores estrellas. Apostamos, en fin, con “los de siempre”, tanto en categoría masculina como femenina, esto es: las dos mencionadas selecciones a las que unimos las de Rusia, Suecia y Finlandia.

Foto de Yeon Jung/AFP/Getty Images

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.