Camino a Pekín

LAS CLAVES DE LOS JUEGOS DE PEKÍN 2022

Los Juegos Olímpicos de invierno de Pekín 2022 serán particulares, como lo fueron los de verano de Tokio, muy modificados debido a la pandemia. Los de Pekín también serán afectados en gran medida por la misma, pero no será ésta la única peculiaridad. Vayamos con las características principales de estos Juegos:

-La citada pandemia por el coronavirus, que afectará en diferentes aspectos. Para empezar, por la ausencia de espectadores ya que, aunque se ha anunciado que se permitirá la asistencia de grupos de invitados (sin especificar cuántos, quiénes y cómo se realizará su selección, con el habitual secretismo de las autoridades chinas), ni habrá ingresos por la venta de entradas, que no se realizará, ni la ciudadanía media local podrá tener la oportunidad de ser testigo de un acontecimiento único. En cuanto a cómo afectará a los participantes lo hará y mucho: todos tendrán que seguir unos estrictos protocolos. Aunque se permitirá la participación de atletas no vacunados de no estarlo tendrán que pasar una cuarentena previa de 21 días en China. Además, la aplicación de los protocolos anti Covid han provocado un aumento del gasto, pues incluso se usarán robots para purificar el ambiente, realizar tareas de higiene derivadas del virus, etc. Finalmente no hay que despreciar el hecho de que la pandemia será la causante de la ausencia de los jugadores de la NHL del hockey hielo. Después de arduas negociaciones se había conseguido un acuerdo para su presencia, pero la variante ómicron ha obligado la suspensión de cientos de partidos de la liga más potente del mundo, partidos que se recuperarán en el hueco en el calendario dedicado en un principio para los Juegos Olímpicos.

-Pekín se convertirá en la única localidad del mundo en haber acogido unos Juegos Olímpicos de verano (los de 2008) y unos de invierno. Bien es cierto que en la capital china sólo se celebrarán los deportes de hielo además del Big Air, localizándose todos los deportes de nieve en sedes un tanto lejanas.

El que fuera Water Cube en Pekín 2008 ahora será Ice Cube en Pekín 2022

-El boicot diplomático ha sido muy cacareado en las semanas previas a los Juegos, pero no influirá deportivamente, ya que sí estarán presentes los deportistas de los países que realizan el boicot. Aun así, no deja de ser baladí el hecho de de que grandes potencias en los deportes de invierno, empezando por Estados Unidos, hayan querido subrayar las violaciones a los Derechos Humanos de las minorías tibetana y uigur musulmana producidas por las autoridades chinas.

Cierta lejanía entre las sedes de los deportes de hielo y de nieve. Al carecer Pekín de montañas cercanas los deportes de nieve han sido trasladados a Yanqing y Zhangjiaku. La primera localidad no está tan lejos de la capital, a un centenar de kilómetros, pero la segunda está situada a 220 kilómetros de Pekín. Es por ello que se ha creado ex profeso un tren rápido que conectará ambas localidades en apenas 50 minutos.

-La pandemia o, mejor dicho, la aparición de la variante ómicron ha causado un auténtico pandemonio en los procesos de clasificación para los Juegos. Por una parte no han faltado deportistas sin clasificar aún que han enfermado, perdiéndose pruebas de clasificación. Asimismo algunas de éstas se han tenido que suspender debido a la pandemia, a falta de pocas semanas e incluso días para los Juegos, reduciendo las posibilidades de clasificación de algunos deportistas. Finalmente, algunas pruebas clasificatorias se han realizado en Estados Unidos que prohibía la entrada en el país de los ciudadanos rusos, aun vacunados, al haberlo hecho con la vacuna rusa Sputnik, no reconocida. Eso ha provocado que deportistas rusos aún pendientes de clasificación olímpica no pudieran acceder a los puntos otorgados en dichas pruebas, ante la queja oficial del propio ministro ruso del Deporte.

Manifestación para promover el boicot a los Juegos

-La falta de familiaridad del espectador chino ante muchas de las modalidades de deportes invernales. Se quería que estos Juegos fueran la plataforma de lanzamiento a nivel de conocimiento y de afición para los espectadores chinos, pero al no poder presenciarlos in situ dicho empuje ha perdido mucho fuelle. No obstante, sí que es verdad que en los años/meses previos a los Juegos debido al impulso de éstos muchos deportes invernales -fundamentalmente los de nieve- se han dado a conocer a la ciudadanía media, de tal manera que se ha anunciado la cifra de nuevos 300 millones de participantes chinos en deportes de invierno (datos de la Oficina Nacional de Estadística de China), todo ello desde 2015, en que se anunció que Pekín sería sede de los Juegos de invierno.

-Ligado con lo anterior, si China ha sido capaz de animar a sus ciudadanos a practicar deportes de invierno ha apostado fuerte para conseguir medallas en “sus” Juegos. Para mejorar el bajo nivel en la mayoría de especialidades deportivas invernales (previo a estos Juegos sólo destacaba en el patinaje artístico en la modalidad de parejas, en el short track, en Aerials y en el patinaje de velocidad y el halfpipe, en menor medida) no ha dudado en contratar a la crema y nata de los entrenadores internacionales, lo mejor de lo mejor a nivel mundial. Por poner un ejemplo, el del biatlón, donde ha contratado a una pareja de éxito máximo y recientemente retirada de la competición compuesta por el noruego Ole Einar  Bjørndalen y la bielorrusa Darya Domracheva. Aun así y pese a la mejora realizada, los deportistas chinos no están al nivel de conseguir medallas en muchos de los deportes. Caso particularmente polémico ha sido el pésimo nivel del equipo masculino de hockey al que incluso se pensó no incluir en el cuadro final, algo insólito puesto que siempre están presentes en los deportes de equipos las selecciones locales. Por contra, se espera que una deportista china pueda convertirse en la “reina” de estos Juegos pudiendo alcanzar el oro en tres pruebas y todas de nieve. Se trata de Ailing Eileen Gu aunque hay que decir que es nacida, criada y residente en Estados Unidos.

-Se incorporarán en el calendario de estos Juegos las siguientes nuevas pruebas deportivas: Aerials por equipos mixtos; Bir Air de freeski; relevos por equipos mixto en short track; equipos mixtos en saltos de esquí; snowboard cross por equipos mixtos y monobob femenino. Aun así, se han quedado fuera otras pruebas propuestas.

Monobob femenino. Foto de Girts Kehris/IBSF

-La cuestión ecológica: aunque estos Juegos tienen aspiraciones de ser considerados “verdes” varias dudas nos asaltan. La principal, la más que posible falta de nieve ya que las zonas elegidas para los deportes alpinos de promedio no alcanzan el nivel necesario de nieve. Por ello, habrá que acceder a métodos artificiales. A ello hay que sumar el impacto ambiental producido al haber construido en las cercanías de una reserva natural nacional. También se usarán ceras fluoradas en los esquíes, producto éste dañino tanto para la salud como para el medio ambiente y que ya ha sido prohibido en los países de la Unión Europea, no así en China.

-No ha faltado la ya tristemente acusación de plagio. Si en los Juegos de Tokio se acusó de plagio el logo escogido (que tuvo que cambiar) en esta ocasión se ha acusado de ese delito al tema oficial, demasiado parecido al famoso “Let it go” de la película “Frozen”.

A pesar de los problemas expuestos esperemos que los Juegos que tendrán como mascotas al panda Bing Dwen Dwen y a la linterna antropomórfica Shuey Rhon Rhon para los Juegos Paralímpicos vuelvan a producir inmemorables momentos olímpicos en sus competiciones, como estamos seguros de ello.

Foto de Mark Schiefelbein / Associated Press

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.