Camino a Tokio

LOS FAVORITOS PARA TOKIO 2020

Nunca antes ha sido más difícil vislumbrar los favoritos en unos Juegos Olímpicos. ¿Las razones? Dos posibles: que el periodo de confinamiento y cancelación de docenas y docenas de pruebas, campeonatos, incluso de preolímpicos han provocado que los deportistas, por una vez, no se hayan testado, a ellos mismos y a sus rivales. Ello causará muchas incógnitas y, quién sabe, alguna que otra sorpresa grande en Tokio. Los que hayan podido entrenar más y mejor, los que hayan superado mentalmente mejor este extraño periodo pre-olímpico saldrán con ventaja en la capital nipona. La segunda razón es la ausencia de muchos grandes posibles contendientes a una medalla. Hasta prácticamente el último momento no conoceremos todas las renuncias de los campeones del deporte, motivadas en gran parte por las restricciones durante su estancia en los Juegos y por la ausencia total de público. A pesar de todo, nos atrevemos a citar algunos nombres que no deberían fallar en lo más alto del podio olímpico en Tokio 2020:

Simone Biles, que ya reinara en la anterior cita olímpica, se presenta como grandísima favorita no ya para convertirse en la reina de la gimnasia, sino de todos los Juegos de Tokio. Lejos de estancarse, y a pesar del vacío de pruebas durante meses, la estadounidense se ha atrevido a realizar en competición previa a los Juegos un nuevo salto (el Yang Wei) nunca antes realizado por mujeres.

Foto de Lars Baron/Getty Images

-Si una baja de última hora motivada por sus dudas ante la ausencia de público no lo evitan, Novak Djokovic puede conseguir por fin el ansiado oro olímpico que se le ha escapado en sus tres participaciones anteriores. En la primera -Pekín 2008- se hizo con el bronce individual. Lo ha intentado en sucesivas ocasiones, también en la categoría de dobles, pero siempre ha acabado tropezando. Rozó el bronce individual, de nuevo, en Londres 2012, pero Del Potro se lo impidió. El serbio ha declarado en alguna ocasión que si pudiera cambiar algún resultado de su carrera sería en los Juegos Olímpicos. La multitud de bajas por renuncia dejarían el camino expedito a Djokovic hacia la final en Tokio, si la lógica impera.

-En atletismo nos surgen dos nombres a la cabeza cuando pensamos en favoritísimos: el pertiguista sueco Armand Duplantis y el vallista estadounidense Grant Holloway. El primero no ha parado ni en pandemia, realizando pruebas desde el jardín de su casa, en una lucha constante por superarse a sí mismo y, lo que es más importante, el techo mundial. Eso a pesar de que ni siquiera es campeón del mundo, pero su progresión es tal que ha superado el récord mundial en sucesivas ocasiones desde que lo batiera por vez primera el 8 de febrero de 2020 (en indoor, seguido de récord al aire libre). ¿Se subirá a lo más alto del podio en Tokio con el extra añadido de récord del mundo?

Foto de Adam Nurkiewicz/Getty Images

-Hablábamos de un vallista con la vitola de favorito. Ese es Grant Holloway, que competirá en Tokio en sus primeros Juegos y lo hará igualmente, como su colega sueco, con aroma de batir el récord del mundo, algo que ha estado a punto de hacer en los trials de su país. Ya superó la marca indoor este mismo año y su progresión está a la alza. Algo que no sea un oro suyo en la prueba de 110m vallas será considerado un fracaso.

Foto de World Athletics

-En categoría femenina la triplista Yulimar Rojas también apunta a oro y a récord del mundo, que busca en las pruebas previas a los Juegos. No es ni mucho menos una recién llegada, pues ya fue plata en Río, pero también se encuentra en progresión. Sin ir más lejos, fue elegida en 2020 la mejor atleta femenina según World Athletics.

-Otra que no es recién llegada sino vieja conocida y habitual en los podios es la nadadora Katie Ledecky. Poseedora de cinco títulos olímpicos (más una plata), especialista en el estilo libre, a sus 24 años podría incluso batir el récord de medallas de su compatriota Jenny Thomson…además de otros récords contra el cronómetro. Posee mejores marcas mundiales en varias distancias (400, 800 y 1.500m) Sólo queda por saber su estado de forma en Tokio y si el apretado calendario de pruebas en la natación le permite realizar sus mejores actuaciones.

Foto de Al Bello/Getty Images

-Su compatriota Caeleb Dressel podría ser otro que diera alegrías a los aficionados de Estados Unidos en Tokio 2020. Se habla de él como el sucesor de Michael Phelps, gran responsabilidad esta. Aunque sólo cuenta en su bagaje olímpico con un oro (en los relevos 4×100 estilo libre) esta vez aspirará a tres medallas individuales. Puede que no llegue a los estratosféricos datos del Tiburón de Baltimore, pero a priori será el nadador masculino más destacado de esta edición olímpica.

Foto del COI

-Saltamos de continente y de deporte. El judoca francés Teddy Riner ya tiene dos oros y un bronce olímpicos en la categoría de más de 100 kilos. Pasó la friolera de nueve años y tres meses sin perder un solo combate. Finalmente cayó en 2020 ante el japonés Kageura, después de lograr 162 victorias consecutivas. Este año han vuelto las victorias de su parte y, sin duda, será el enemigo a batir en Tokio 2020.

Foto de IJF

-Nos quedamos en el continente europeo. Las gemelas Dina y Arina Averina, rusas, tienen la obligación de copar los dos escalones más altos del podio en esta que será su primera y más que probable última participación olímpica. Dina aventaja a su hermana en el valor de las medallas. Trece oros, dos platas y un bronce conforman su palmarés en Mundiales, desde el primero postolímpico disputado en Pésaro en 2017. Arina, por su parte, cuenta con cuatro oros, cuatro platas y tres bronces. Juntas son las gimnastas más condecoradas de Rusia y eso es mucho decir. Es verdad que Dina no llegará en las mejores condiciones físicas, puesto que una lesión de espalda ha hecho que rebaje la dificultad en sus ejercicios. Ello la hizo bajar a la tercera plaza en el Europeo disputado a poco más de un mes vista de los Juegos, pero seguro que dará el todo por todo, pese a los dolores, en SU oportunidad olímpica.

-El kárate debutará en estos Juegos y lo hará con una gran favorita en la modalidad de kata: la española Sandra Sánchez.  La talaverana acumula 56 medallas seguidas, no se baja del podio desde hace seis años. Sólo le queda la “guinda al pastel” con el oro olímpico. A esta nº1 del mundo (otro récord por el tiempo que lleva en él) quiere culminar sus éxitos con esta prestigiosa medalla.

-No hay Juegos Olímpicos sin oro para el Dream Team de baloncesto estadounidense, sean cuales sean sus componentes e incluso casi carentes esta vez de la mayoría de sus grandes estrellas de la NBA y sin los oros para Rusia en las dos categorías de la natación artística. También en este caso sean quienes sean las nadadoras titulares provenientes del país europeo. Las Svetlanas (Kolesnichenko y Romashina) serán las encargadas del dúo. La segunda es toda una leyenda, pues cuenta en su haber cinco oros olímpicos, uno de ellos ya formando parte del equipo en Pekín 2008. Todas sus apariciones han sido oro. Kolesnichenko fue oro en Río 2016 por equipos, de momento su única presea en JJ.OO.

Foto de Tamas Kovacs / AP

3 Comentarios

  • Gonzalo

    En basket, a los forofos no nos gusta que se llame “dream team” al equipo de USA porque sólo hubo un “dream team” que fuè el de Barcelona.
    No creo que ganen el oro olímpico, los partidos de preparación en Las Vegas lo demuestran, del equipo 1 llevan sólo a tres jugadores muy tocados, los que juegan la final de la NBA no creo que lleguen a tiempo, llevan jugadores de un 2-3 o 4 equipo, dependerá de lo que los árbitros sean de condescendientes con ellos.

    • Patrizia Bernardi

      Tienes razón en que el primer y más auténtico Dream Team fue el de Barcelona 92 y es verdad que este equipo USA que se presenta en Tokio estará mermado. Una pena no poder ver a las mejores estrellas estadounidenses de la NBA en Tokio 2020

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.