Camino a Tokio,  Entrevistas

SANDRA SÁNCHEZ, LA nº1 DEL KARATE: “ESTOY MOTIVADA PARA DAR MI MEJOR VERSIÓN EN TOKIO 2020”

De perenne sonrisa pero concienzuda en el trabajo. Mucho se puede contar de Sandra Sánchez, la número 1 del kárate mundial femenino en la modalidad de kata que se estrenará como olímpica, como su deporte, en Tokio 2020. Y será su última oportunidad, para ella y para el kárate, que desaparecerá del calendario olímpico tras la cita en el país que le vio nacer. Por eso ser olímpica en Tokio 2020 es tan especial para ella: “Para nosotros se junta todo: la emoción de cualquier deportista de clasificarse a unos Juegos, la emoción de que son los primeros para nuestro deporte y la emoción/tristeza de que serán los últimos y estemos jugando por las únicas medallas olímpicas para el kárate. Se juntan mil emociones, al vivirlo además en Japón, la cuna del kárate. Yo por ahora lo siento y lo vivo como algo súper bonito. Cada día sé que eso es muy especial, que los Juegos no son sólo esa semana, sino todo el ciclo olímpico que estoy viviendo y me hace sentirme feliz. ¿Cómo llegaré a ese día? No lo sé hasta que no lo viva. Creo que lo voy a vivir como algo muy especial y muy motivada para tratar de que sea la mejor versión de Sandra ese día”.

Se espera todo de ella, España entera cuenta con su medalla, que no puede ser si no de oro. Avalan esa creencia sus números y resultados: permanecer como líder del ránking mundial varios años seguidos; no bajarse de los puestos de podio durante casi seis años; ser reconocida por la Federación Mundial de Kárate como la mejor karateca de la historia en kata femenino -reconocimiento que se produjo en 2018-; cinco veces campeona de Europa, dos del Mundo, incluso ha entrado en el libro Guinness de los Récords…Pero la talaverana dice no sentir presión: “Todo el mundo me dice que debería sentir presión. Por ahora no la siento. Yo me he pasado tantos años en que todo el mundo pensaba que yo no iba a conseguir una medalla. Sé que quedan por ahí escritos comentarios donde se decía que “Sandra nunca va a tener una medalla europea ni mundial” y ahora las tengo. Sentir que ahora es lo contrario, que la gente sí espera de mí una medalla, a mí me motiva porque piensan que soy lo suficientemente buena para ganar esa medalla”. Hace referencia Sandra a los años pasados sin victorias. Y es que éstas, al menos las de los campeonatos “que importan”, le llegaron a una edad un tanto tardía. Su primera victoria en un gran campeonato la consiguió con 33 años. ¿Qué ocurrió para que le llegaran tan tarde? Muchas cosas, como irse a vivir a Australia “de superviviente”, como ella misma reconoce; licenciarse en Ciencias del Deporte por la Universidad de Castilla la Mancha; vivir dos años en Dubái fichada por un club para que enseñara en el mismo y compitiera defendiendo sus colores…hasta que fue “redescubierta” por Jesús del Moral, un entrenador que en principio se negó a tenerla como pupila, pero lo que Sandra se propone Sandra lo obtiene y, así, han llegado a formar un equipo perfecto dentro y fuera del tatami.

El sueño de Sandra Sánchez siempre ha sido llegar a ser olímpica. Su clasificación, siendo la número 1 del mundo, estaba cantada, sin embargo se emocionó al saberse ya olímpica de la manera que nos contó a Historias de los Juegos: “A pesar de saber que estaba clasificada no me lo terminé de creer hasta que no se actualizó el ránking el mes siguiente y lo vi y volví a hacer las matemáticas. Ese día, con los mensajes que recibí y al ser consciente de que lo había conseguido, me emocioné un montón. Tenía la lagrimilla a flor de piel todo el tiempo porque era algo muy especial. De repente los sentimientos se multiplicaron por cien”.

Pese a su calidad, triunfos y ránking sabe que en Tokio tendrá que competir con otro rival más: el público (si permiten que éste asista), pues su mayor rival es la karateca local Kiyou Shimizu, doble campeona mundial: “Sé que habrá presión del público japonés. También tenemos la ciudad de Fujinomiya [localidad japonesa donde está previsto, si las restricciones por la pandemia no lo impiden, que entrene el equipo olímpico español de kárate en su concentración de cara a los Juegos Olímpicos], a la que vamos a ir tres semanas antes de los Juegos, así que tenemos un poquito de público a favor, pero está claro que jugamos con el factor casa en contra, aunque en el karate el público es súper respetuoso. Yo cuando he competido allí nos animaron a las dos, evidentemente un poquito más a Shimizu. Yo creo que el día de la competición todo será un poquito diferente a todo lo que visualicemos. Pero hay que vivirlo y hay que sentirlo; hay que estar en el tatami y hay que sacar el 100% y trabajaremos para eso”.

Sandra Sánchez entró en el Libro Guinness de los Récords por sus 35 medallas internacionales

Y después de tantos años de duro trabajo, de tener que convencer al resto de su valía, de prepararse a conciencia para la mayor cita de su vida, de tener que competir en Japón contra su mayor rival, local, llegó un nuevo impedimento: la pandemia. La karateca española confiesa que vivió los primeros momentos como “una montaña rusa de sentimientos. De repente nos fuimos [confinados] a casa, pero los juegos continuaban y pasamos un tiempo de incertidumbre sobre el destino de los Juegos. Las fechas iban cambiando hasta que llegó la decisión final y tocó replantearse todo. 2021 era sólo un año. Pensamos en que tenía un año más de tiempo para realizar un trabajo físico y mental que el que tenía 2020. No pienso que es peor, ya que he tenido un año más para prepararme. Estaré mejor este año que en 2020”. Y es que Sandra Sánchez lo ve todo siempre desde el mejor punto de vista. Tras su actitud positiva hay un trabajo serio y duro y, por encima de todo, un carácter de luchadora: “Yo lucho por ganar y entreno por intentar ser mejor que ayer y dar mi mejor versión y que mis katas sean los mejores. Soy muy feliz pase lo que pase pero, evidentemente, yo quiero tratar de ser la mejor. No es el hecho de ganar, sino de entrenar para intentar que mi karate y mis katas sean lo más perfectos posible. Soy feliz con todo lo que he conseguido. Quiero luchar por más”.

Sin duda alguna Sandra Sánchez tendrá en los Juegos de Tokio a todo un país volcado con ella, un público al que se ha ganado y metido en el bolsillo gracias no solo a sus victorias, sino a su carácter siempre positivo.

Actualización: Sandra Sánchez ganó la medalla de oro en los Juegos de Tokio 2020

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.