Camino a Tokio,  Entrevistas

FRANCO SÁBATO, MIEMBRO DEL EQUIPO ARGENTINO DE RUGBY 7: “NUESTRAS EXPECTATIVAS EN TOKIO SON ALTAS: HACER PODIO”

Franco Sábato es uno de los integrantes del equipo olímpico argentino de rugby a 7, clasificado para los Juegos de Tokio. El de Buenos Aires ya fue olímpico en Río 2016, Juegos aquellos donde debutó su deporte: “Los Juegos de Río fueron una experiencia increíble, única para todos los chicos los que estuvimos allí. Cuando terminamos los Juegos nos pusimos como meta tratar de llegar a los próximos para vivir la misma experiencia que habíamos pasado”. Precisamente la introducción en el calendario olímpico de su especialidad deportiva ha dado un empujón a su deporte en muchas facetas: lo ha dado a conocer (y de forma exitosa, pues las audiencias televisivas durante los Juegos de Río fueron altas, dada la espectacularidad de este deporte unido a su corta duración), se han apuntado a practicarlo más personas y ha mejorado el estatus de las selecciones y equipos que lo juegan. Opina sobre ello el jugador argentino: “La introducción del rugby a 7 en el calendario olímpico fue muy importante. Le dio un valor extra al circuito de Seven. Participar en unos Juegos creo que es una experiencia espectacular para el Seven que nos ayuda”.

Los llamados Pumas pueden tener la presión de sus “hermanos mayores”, los componentes del rugby XV, pues el prestigio y éxitos de éstos pueden influir en las exigencias del llamado Seven. Además, les será más difícil captar nuevos jugadores, dada la popularidad del rugby XV: “El que el equipo argentino de rugby XV tengan un gran nivel no nos presiona, es algo muy lindo. Ellos tienen un gran equipo. Entrenamos muchas veces en las mismas instalaciones. Muchos chicos que juegan ahí jugaron acá con nosotros, así que disfrutamos del buen presente de ellos como ellos disfrutarán del nuestro. En Argentina se está haciendo cada vez más conocido el rugby 7. Es verdad que el rugby XV está a un nivel mayor de exposición y es más conocido, pero el Seven, al ser olímpico y al tener buenos resultados está siendo cada vez más conocido en mi país”.

Franco Sábato nos confiesa por qué se decantó por este veloz deporte: “Elegí este deporte porque me gusta correr y hay muchos espacios. Me divierte estar dentro de una cancha”. Para los Juegos de Tokio él y su equipo aspiran a mucho: “Nuestras expectativas en Tokio 2020 son altas: hacer un podio”. Antes de llegar a Tokio han tenido que pasar, como todos los deportistas del planeta, por los duros meses de la pandemia y confinamientos: “Estos meses de pandemia han sido muy duros. Estábamos preparados el año pasado para disputar los Juegos…hasta que pasó todo esto. Hubo un tiempo de incertidumbre sobre si se hacían o no los Juegos, se cancelaban torneos, no sabíamos bien cuándo íbamos a tener competiciones…Fue una situación rara que nos tocó vivir, pero ya tenemos puesta la cabeza en Tokio 2020, así que tenemos muchas ganas”. Como consecuencia, un hándicap que tendrán que superar, pero tanto los Pumas como el resto de equipos: En el torneo olímpico de Tokio tendremos menos rodaje, pero será igual para todos y los Juegos son tan grandes y lindos que creo que se verá un muy lindo torneo”.

Las especiales circunstancias, protocolos y restricciones en Tokio 2020 no le permitirán repetir, al menos al 100%, el ambiente vivido en la anterior cita olímpica, de la que nos cuenta: En Río compartíamos con el resto de deportistas argentinos comidas, charlas, unos mates. Eso es algo único, que no se da en un circuito de Seven”. Pero una experiencia olímpica más no es algo que haya que desdeñar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.