Uncategorized

JUN MIZUTANI: EL CAMPEÓN DE TENIS DE MESA QUE ACUSÓ A LOS CHINOS DE TRAMPOSOS

El japonés Jun Mizutani ha sido protagonista de noticia tras noticia antes, durante y después de su (espléndida) participación en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en tenis de mesa. Las causas se pueden resumir en los siguientes titulares: polémica por el uso de sus gafas a causa de su escasa visión; sus críticas a las posible irregularidades en las que incurren los jugadores de “cierto” país y, no menos importante, las amenazas de muerte que recibió en Twitter.

En un deporte -el tenis de mesa- dominado por los chinos, Mizutani ha conseguido una cosecha más que envidiable de títulos y medallas. Entre ellas, cuatro medallas olímpicas logradas tras cuatro participaciones en el máximo torneo planetario. Las medallas conseguidas por el nipón fueron la plata en Río 2016 en la competición por equipos, el bronce en esos mismos Juegos en el torneo individual y, ya en los Juegos de Tokio 2020, el bronce por equipos y el valiosísimo oro en la competición de dobles mixtos, que debutaba en el calendario olímpico. Mizutani, con esas medallas, ha batido varios récords: el primer japonés en conseguir una medalla olímpica individual en tenis de mesa y el primer oro (junto a su compañera Mima Ito) en lograr un oro olímpico en ese deporte para Japón. Ya antes de todo ello Jun se había convertido en el campeón nacional de su país más joven, a la edad de 17 años, así como que fue el primer hombre en ganar en cinco ocasiones consecutivas el campeonato nacional.

Foto de ImagoImages

Lo triste es que, a sus 32 años, Mizutani ha tenido que decir adiós al tenis de mesa por serios problemas de visión. Se dice que ha llegado a participar en campeonatos con sólo un 30% de visión. En los últimos años ha llamado la atención el gran tamaño de las gafas especiales con las que juega. La razón está clara: le permiten de esa manera mirar arriba y abajo sin que le moleste la montura. Se trata además de unas gafas muy ligeras y que le permiten evitar los molestos reflejos de las luces LED de los pabellones. Aun con todo, no ha faltado la polémica sobre si el uso de dichas gafas no le ha supuesto una ventaja, precisamente porque le permiten obviar las molestias de las luces. El jugador japonés ha declarado que, de no tener esos problemas de visión, habría jugado hasta los 40 e incluso 50 años.

Otra de las polémicas en torno a él es que no se ha cortado en criticar ciertas prácticas irregulares en el tenis de mesa realizados mediante el uso de medios adhesivos para mejorar la potencia propulsora del golpe. Para ello, los jugadores que emplean estos medios alteran de forma ilegal secciones de la parte de la goma de la raqueta. El japonés no dio nombres, pero indicó que se trataba de jugadores provenientes de “cierto” país, refiriéndose indirectamente a China. Es por ello que, durante los Juegos de Tokio, Mizutani llegó a recibir numerosos ataques a través de Twitter con mensajes que llegaban a las amenazas de muerte: “Deberías morir”, “vete al infierno”, “piérdete para siempre”, son algunas de las “perlas” que recibió Mizutani. El jugador no quedó callado y tomó medidas para actuar frente a estos ataques. Realizó capturas de pantalla que llevó a la Policía. Afirmó que, a su edad y con su experiencia, era totalmente inmune a esos ataques “que no causan ni el más mínimo milímetro de daño a mi corazón”, pero que sintió la responsabilidad de defenderse para que los abusos contra deportistas acabaran y no fueran perjudicados otros compañeros suyos. El jugador contactó con Twitter para que  realizara medidas contra los autores de los ataques. Además, hay que tener en cuenta que el Comité Olímpico Japonés ya había creado un equipo especial con la tarea de vigilar las cuentas en redes sociales de sus deportistas olímpicos y que éstos avisaran a las autoridades en caso de mensajes maliciosos. Mizutani quiso dar ejemplo y no quedarse de brazos cruzados.

Los ataques, por cierto, coincidieron -presumiblemente no debidos a la casualidad- con la victoria del dueto japonés compuesto por él mismo y por la mencionada Ito sobre la pareja china en la final de dobles mixtos. El partido fue largo (se disputó el número máximo de sets, esto es, siete), emocionante e igualado. Además de ser un triunfo que se puede calificar de histórico (China había ganado 28 de los 32 oros olímpicos previos) se dio la circunstancia de que los chinos habían tomado la delantera y parecían tener ganado el partido. Los nipones fueron de menos a más y dieron la vuelta al marcador en un partido memorable. Al menos, después de tanta polémica y problemas de salud, Jun Mizutami se ha podido retirar en lo más alto de su carrera, consiguiendo el oro olímpico.

Foto de Petros Giannakouris/AP

Un comentario

  • Virginia

    Mira que me extraña que el equipo que no menciona el jugador haga trampa. Hay países “muy democraticos” que prefieren ganar como sea y caiga quien caiga.
    Me encanta este deportista.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.