Uncategorized

KARUIZAWA: LA SORPRENDENTE ÚNICA SEDE DE JUEGOS OLÍMPICOS DE VERANO Y DE INVIERNO DE LA HISTORIA

Si les digo que una localidad que tiene una población de poco más de 20.000 habitantes es la única del planeta Tierra que ha albergado no solo dos Juegos Olímpicos, sino que tiene el honor de ser la única en haber sido sede de unos Juegos de verano y otros de invierno -hasta que Pekín le iguale el honor- es posible que la incredulidad les domine. Si además digo que dicha localidad responde al nombre de Karuizawa se preguntarán, extrañados, cómo es que hasta este preciso momento (supongo que en la mayoría de los casos) ni tan siquiera habían oído nombrar esta población.

En efecto, Karuizawa se encuentra en Japón, concretamente en la prefectura de Nagano. Este último dato ya les habrá dado una pista, pues como muchos recordarán, fue en Nagano donde tuvieron lugar los Juegos Olímpicos de invierno de 1998. Eso explicaría su participación en unos Juegos de invierno, pero ¿y en unos de verano? Karuizawa fue la sede de los deportes ecuestres en la edición celebrada en Tokio en 1964. Al fin y al cabo se encuentra a apenas 156 kilómetros de la capital nipona y, de hecho, es un popular destino veraniego para los tokiotas.

Históricamente se encontraba en el camino que unía las antiguas capitales de Edo y Kioto durante el periodo Edo. Mucho más tarde, ya a finales del siglo XIX, fue un reclamo para extranjeros, desde que un reverendo canadiense y un profesor inglés crearon aquí un complejo vacacional. Ya a principios del siglo siguiente foráneos entre los que destacan alemanes acudían a Karuizawa para congresos y conferencias. El ambiente internacional y de élite cultural se desarrolló en esta localidad japonesa. No solo eso, más recientemente Karuizawa se ha convertido en una auténtica “ciudad del deporte”. El Parque Kazakoshi posee múltiples instalaciones deportivas que también pueden ser usadas por deportistas paralímpicos. Numerosos campos de golf, pistas de tenis, canchas de futsal, pista de hielo, de patinaje, gimnasios, piscinas cubiertas, el polideportivo SCAP, el Karuizawa Ice Park son sólo algunas de las instalaciones que le han hecho merecedor de ser no una, sino dos veces sede olímpica.

Pese a que hace ya décadas que se celebraron aquí pruebas olímpicas lejos de abandonar las instalaciones como tristemente ha ocurrido en otras ediciones, la que fuera sede de la hípica en Tokio 64 se ha remodelado y modernizado al máximo. Lo mismo ocurre con la pista que albergó el deporte del curling en los Juegos de Nagano 98. Ello ha facilitado que se sigan celebrando en esta localidad campeonatos de gran calado internacional, como campeonatos mundiales de curling y otros grandes eventos de tenis, golf y un largo etcétera. Se da la curiosidad de que la localidad sigue albergando orgullosa dos pebeteros de la llama olímpica de esos dos distintos Juegos que albergó.

Relacionado tangencialmente con el deporte contaremos la anécdota de que fue precisamente en una pista de tenis de Karuizawa donde el emperador Akihito conoció a Michiko Shoda, su futura esposa y emperadora.

 

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.