Uncategorized

DANIYAR ISMAYILOV: EL MEDALLISTA MÁS POLÉMICO DE LA HALTEROFILIA, DE ESCÁNDALO EN ESCÁNDALO

Generalmente presentamos en estas páginas a campeones ejemplares que dan muestras de gestos que les hacen únicos. El olímpico sobre el que escribimos hoy es también peculiar y con una fuerte personalidad…pero le ha hecho protagonizar escándalos y situaciones muy alejadas del espíritu olímpico.

Daniyar Ismayilov ha protagonizado más noticias por sus malas decisiones que por sus triunfos, que los ha tenido e importantes en su deporte, la halterofilia. Nacido en Lebap, Turkmenistán, llegó a representar a su país natal en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y a convertirse en la gran esperanza turkmena tras sus numerosas medallas en campeonatos junior. Sin embargo, al poco huyó de su país y pasó a competir por Turquía, una de las potencias en la halterofilia, con gran tradición de campeones. Los turcos ya se frotaban las manos pensando que así obtendrían nuevos éxitos en su deporte más exitoso, siguiendo los pasos de Naim  Süleymanoğlu y otros grandes campeones turcos. Y así podría haber sido, pero Ismayilov y su errático comportamiento se encargó de limitar su propio potencial con escándalos fuera de la competición.

A Daniyar Ismayilov no le ha faltado protagonizar casi ninguno de los escándalos de los que, por desgracia, no se libran en los últimos tiempos ni siquiera los deportistas de élite: abusos sexuales, actos violentos… Cronológicamente su primer escándalo tuvo lugar tras  nacionalizarse turco en 2014. Antes de relatar los peores aspectos de este haltera sí que hay que destacar su versión más positiva, compitiendo ya como turco, ya que consiguió proclamarse por dos veces campeón europeo. Justo antes de los Juegos de Río 2016 Ismayilov parecía vivir su mejor momento. A los dos oros europeos se sumó un bronce mundial en 2015. Estaba por caer la medalla olímpica y así lo hizo, consiguiendo la plata en Río, siempre en la categorías de hasta 69 kg. y que suponía la primera medalla para Turquía en esos Juegos.

Foto de Julian Finney/Getty Images

A partir de su éxito olímpico su carrera tomó otros derroteros. El primer conflicto lo tuvo al año siguiente, donde incluso estuvo a punto de perder la vida al chocar su coche contra un poste de luz y provocar, de este modo, un caos al estamparse contra su auto otros dos coches que provocaron más heridos y confusión en plenas calles de la ciudad de Ankara. Posteriormente su carácter polémico le alejó de las competiciones, puesto que la federación turca decidió no convocarlo para la selección debido a su comportamiento indisciplinado tras los Juegos. 2018 estuvo plagado de incidentes para el haltera turco, destacando dos de ellos: por una parte durante los Juegos del Mediterráneo que tuvieron lugar en Tarragona llegó a ser detenido acusado de abusos sexuales a una turista británica. Al parecer una noche abandonó la concentración del equipo, supuestamente para celebrar las dos medallas conseguidas en los Juegos, y acudió a un club nocturno junto a otros compañeros de equipo. Al cabo de dos días la Policía se presentó en la concentración debido a la denuncia de una mujer. Finalmente el deportista fue liberado sin cargos tras la renuncia de la mujer a presentar cargos. Sin embargo, Ismayilov fue castigado por su Federación por “comportamiento inaceptable” y haber abandonado la concentración hasta las 5 de la madrugada.

No se limita a estos incidentes el “historial” de Ismayilov. Su comportamiento hacia sus compañeros también deja que desear. Tres son los incidentes que ha protagonizado -y que nos constan- contra sus propios compañeros durante concentraciones: abofetear a una compañera; lanzar una botella a un entrenador y acuchillar a un compañero -Murat Ekinek- con un tenedor. Este último hecho ocurrió durante una concentración en febrero de 2018. Debido al mismo fue expulsado de la concentración de la selección, aunque finalmente fue indultado por la promesa de buen comportamiento.

Ya en 2019 se negó a participar en el Mundial de su especialidad que tuvo lugar en su país de origen ya que temía ser arrestado si regresaba a Turkmenistán. En esta ocasión la federación turca estuvo de acuerdo con la decisión del medallista olímpico.

Con todavía en el aire su participación en la próxima cita olímpica de Tokio, estamos seguros de que Daniyar Ismayilov seguirá protagonizando titulares y, para su desgracia, no todos exclusivos sobre su rendimiento deportivo.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.