Curiosidades

CURIOSIDADES DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE INNSBRUCK 76

-Fue la segunda ocasión en que los Juegos Olímpicos de Invierno se realizaron en esta localidad austriaca

-En realidad, los Juegos fueron atribuidos a la ciudad estadounidense de Denver (Colorado), pero en 1072 sus ciudadanos votaron en contra de pagar los Juegos con fondos públicos. Un año más tarde (y tres antes del inicio de los Juegos) se concedió a Innsbruck la organización para aprovechar las instalaciones que ya habían sido utilizadas sólo doce años antes en otros Juegos

-Antes de ser elegida para la organización de los Juegos de 1976 tras la renuncia de Denver el COI se lo ofreció a Whistler (Canadá), oferta que declinaron. Salt Lake City se postuló entonces, pero fue aquí el COI el que declinó la propuesta

-Se les llamó los “Juegos de la simplicidad”

-Fue la primera ocasión en que hubo dos pebeteros olímpicos debido a que se usaron uno nuevo y el que se utilizó en los Juegos de 1964

-La URSS encabezó el medallero, seguida a distancia por Alemania Oriental y Estados Unidos

-La DDR llegó a ganar diez medallas en 24 horas, demostrando su poderío

-Gran parte del éxito soviético se debe a la patinadora de velocidad Tatiana Averina, a la que podemos considerar la “reina” de estos Juegos. Consiguió cuatro medallas: dos de oro y dos de bronce

-El título como “reina de los Juegos” podría arrebatárselo su compatriota Raisa Smetatina, puesto que ganó dos medallas de oro en pruebas de esquí de fondo y no solo eso, sino que con ellas empezaría su racha para acabar convirtiéndose en la primera mujer en ganar diez medallas olímpicas en total

-Una tercera contendiente para el título de “reina” sería la esquiadora alpina alemana Rosi Mittermaier, que en estos Juegos ganó dos oros (en descenso y eslalon) y una plata en Gigante, es decir: medallas en todas las pruebas disponibles por entonces. La llamaban la “abuela” de los Juegos, pese a tener solo 25 años, ya que era la esquiadora con mayor edad

-En estos Juegos se empezaron a usar avances tecnológicos en los deportistas para mejorar sus actuaciones, tales como esquíes perforados, trajes con capucha (para el patinaje de velocidad, por ejemplo), cascos aerodinámicos para el esquí alpino o los saltos de esquí

-Debutó en el patinaje artístico la modalidad de parejas de danza

-El bobsleigh y el luge compitieron en la misma pista por primera vez en la historia olímpica

-El momento más emotivo y emocionante lo protagonizó el local Franz Klammer al ganar el descenso ante una enfervorizada grada. La emoción estuvo hasta el final, superando a un Bernhard Russi, suizo, que incluso acabó animando a Klammer como un fan más llevado por el fervor local. Klammer estuvo a punto de salirse de la pista en más de una ocasión

-El alemán del Este Dettlef Günther asombró ganando el oro en el luge por delante del campeón olímpico Josef Fendt. Günther contaba por entonces con tan solo 17 años de edad y trabajaba de aprendiz de electricista. Se convirtió con su victoria en el campeón más joven de ese deporte que nunca había habido hasta entonces

-Dominio de sus compatriotas germano orientales en la prueba reina del bobsleigh: el Bob A 4, donde ganaron el primero de sus tres títulos olímpicos consecutivos. El equipo se había preparado a conciencia durante el año previo a los Juegos, filmando hasta la saciedad entrenamientos en la pista olímpica. El equipo incluía a un decatleta y a un campeón de halterofilia. El mismo equipo ganó en Bob A 2 (con la mitad de sus componentes, por supuesto) y el equipo femenino hizo lo propio. Tres oros en las tres pruebas

-Otra primera vez en unos Juegos Olímpicos de Invierno, aunque esta de signo negativo: la primera medalla descalificada por dopaje. Le ocurrió a la soviética Galina Kilakova, tercera en la prueba de 5 km de esquí de fondo. Ella alegó haber estado la sustancia prohibida en un aerosol nasal. Se le permitió competir en las siguientes pruebas, de 10 km y relevos 4×5

-El patinador artístico Terry Kubicka no subió al podio, pero se ganó la ovación, admiración y aplauso del público cuando completó por primera y última vez en unos Juegos -de manera legal- un peligroso salto hacia atrás. A continuación fue prohibido precisamente por su peligrosidad

-El patinador que sí venció fue el británico John Curry, famoso por su elegancia, apodado el “Nureyev del hielo”. Cambió parte de su rutina para sorprender a los jueces y actuar más de acorde a los gustos de éstos

-El equipo español no realizaría precisamente una actuación mínimamente destacable, pero sí que llamó la atención su “excéntrico” uniforme en la ceremonia de inauguración. Al fin y al cabo eran los años 70…

Foto de ABC

-Se añadieron 35 edificios (con 642 apartamentos) a la villa olímpica que ya había servido para los Juegos de 1964, así como que se construyó un gimnasio, una piscina cubierta, una sala multiuosos, una escuela y un centro cívico

-La patinadora de artístico Dorothy Hamill, de Estados Unidos, se coronó como campeona. Fue la última en hacerlo sin haber realizado ningún salto triple

-Estos Juegos fueron los últimos en los que Taiwan compitió con su propia bandera y con el nombre de República de China. Desde entonces fue obligada a adoptar el nombre de China Taipei

-El patinador de velocidad holandés Piet Kleine, carpintero de profesión, declaró en una entrevista tras ganar un oro con récord olímpico incluido que se encontraba en paro. Inmediatamente el ministro de trabajo de su país le ofreció un puesto fijo de cartero, que aceptó

-Las potencias en el hockey hielo de Canadá y Suecia se negaron a llevar a sus representaciones a los Juegos, boicoteando el campeonato, alegando que la URSS sí que podía llevar a jugadores profesionales al torneo, mientras que los canadienses sólo podían alinear amateurs

-Precisamente la URSS ganó su cuarto título consecutivo

3 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.