Concienciados olímpicos

ABHINAV BINDRA: EL CAMPEÓN OLÍMPICO INDIO DEDICADO A LA FILANTROPÍA APLICADA AL DEPORTE

Anoten este nombre en su memoria, porque pertenece a un deportista excelso que, una vez retirado, dedica su vida a causas benéficas: Abhinav Bindra. Entró en la historia como el primer oro olímpico para su país, India, conseguido en los Juegos de Pekín 2008 en tiro, concretamente en la prueba de 10 metros de rifle de aire. Pero es mucho más que eso, incluso mucho más que las más de 150 medallas logradas en sus 22 años de carrera.

Nacido en el seno de una familia adinerada que no dudó en construir todo un recinto de tiro para que el entonces pequeño Abhinav mejorase sus prestaciones en tiro y que tampoco escamoteó gastos para que mejorara mandándole a entrenar a Estados Unidos y Alemania, Bindra es el ejemplo de que, con inversión, India puede lograr éxitos deportivos. En su caso fueron fondos privados, que demostraron que el esfuerzo, las horas de trabajo invertidas y, por descontado, la financiación, dan resultado. Bindra además ha estado siempre realmente obsesionado con mejorar sus capacidades. Tanto, que se ha dedicado en cuerpo y alma al tiro olímpico, dejando de lado todo lo demás. No en vano el título de su autobiografía es “Un tiro en la historia: mi viaje obsesivo hacia el oro olímpico”. Eso sí, los estudios universitarios que ha realizado en materia económica le han permitido, tras su retirada, relacionarlos de nuevo con el deporte, creando una serie de organizaciones sin ánimo de lucro encaminadas a aplicar la ciencia y la tecnología al campo del deporte y del cuidado de la salud. Veremos ese aspecto más adelante.

Foto de Getty Images

Antes destacar que ya con 15 años entró en la selección nacional de su país y que en los Juegos de Sidney resultó ser el participante indio de menor edad. Allí, en los Juegos del Milenio, se colocó en 11er lugar, insuficiente para ser finalista. Pero a partir de entonces su meteórica carrera comenzó a dar frutos. Frutos que inexplicablemente no llegaron en la siguiente cita olímpica de Atenas puesto que, pese a establecer un nuevo récord olímpico en la fase clasificatoria, no fue suficiente para colgarse una medalla al cuello, acabando finalmente en séptima posición.

El siguiente ciclo olímpico no sería fácil para Bindra, pues una seria lesión en la espalda le incapacitó tan siquiera para coger el rifle durante un largo año, interrumpiendo su preparación para los Juegos de Pekín. Tiene, pues, más mérito el oro que acabaría logrando en dichos Juegos. Lo hizo tras ser tan solo cuarto en la ronda clasificatoria, que mejoraría considerablemente en la final. Al tiro final llegó empatado con Henri Häkkinen, pero mientras el indio realizó una puntuación de 10.8 su rival sólo lograría un tiro de 9.7. Curiosamente, después de ganar ese oro olímpico Bindra confesaría haber sentido un “vacío” y haber entrado en una “crisis mental”, felizmente superada. 

Las medallas siguieron cayendo de su lado en diferentes competiciones internacionales, pero en la cita olímpica de Londres 2012 Abhinav Bindra sólo conseguiría un 16º puesto, muy mejorado en los siguientes Juegos, de Río, no obstante dejándole fuera del podio por muy poco, acabando en cuarta posición.

En las instalaciones de su Fundación. Foto de TOI

Tras los Juegos de Río 2016 Bindra se retiró y, como hombre de negocios, inició una vida empresarial en diferentes campos: como director general de Abhinav Futuristics lleva la última tecnología en los campos de la medicina y del deporte a su país en temas de rehabilitación. Con la empresa ABTP ha servido a más de 5.000 deportistas y pacientes médicos en su rehabilitación. Jugadores de bádminton, nadadores, boxeadores y paratletas se han beneficiado de los programas de esta fundación. También creó el Instituto de Medicina Deportiva e Investigación Abhinav Bindra que aplica la más avanzada fisioterapia y educación en la ciencia del deporte en su país y en otros del Este asiático a un bajo coste para los beneficiados. Uno de sus objetivos en crear profesionales que apliquen sus conocimientos en hospitales y academias. Y no nos podemos olvidar de la Fundación Abhinav Bindra, una institución filantrópica que tiene como fin la excelencia deportiva disponible para todos, basándose en la educación y ayudando a la base deportiva de su país, tan necesitado entre otras muchas materias, en la del deporte. Los atletas pueden usar, de esta manera, tecnología punta no solo en el deporte del tiro (calculando la postura natural al tirar, viendo los puntos de presión en la espalda, etc.), sino en todos los deportes. En la fundación, que quiere construir a campeones del futuro, también tienen cabida los deportistas refugiados. En definitiva, Abhinav Bindra pretende que ni la falta de recursos económicos ni las lesiones (tratadas con alta tecnología en sus centros) impidan la carrera deportiva de sus compatriotas y para ello crea un sinfín de becas. Y es que Bindra le da al deporte la capacidad de cambiar las vidas y de desarrollar en todo tipo de aspectos (como la salud mental) la vida de los deportistas.

Foto de PTI

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.