Concienciados olímpicos

EL DRAMA DE LA GIMNASTA MELITINA STANIOUTA POR SER BIELORRUSA

Pocas semanas antes de los Juegos Olímpicos de Río 2016 entrevistamos a la gimnasta bielorrusa de rítmica Melitina Staniouta, donde nos comentó sus esperanzas en dichos Juegos. Tras ellos se retiró y el presente de Melitina, que por aquel entonces se auguraba esperanzador, es ahora negro por culpa de una única persona: Alexandr Lukashenko. A la gimnasta le ha tocado padecer toda su vida el régimen (cada vez más) dictatorial del líder bielorruso, pues tenía ocho meses de edad cuando aquél subió al poder. En los últimos años Staniouta se ha dedicado a reflejar los padecimientos de su pueblo en su cuenta de Instagram a modo de crónica diaria desde dentro de la realidad de su país. Por desgracia, no resultó ser una narración de color de rosa.

Foto del Instagram de Melitina Staniouta

La implicación de la exgimnasta (lo de menos ahora es repasar su palmarés, pero citaremos que ganó 24 medallas entre Mundiales y Europeos) ha sido tal, que no dudó en dejar la sección de deportes que conducía en un canal de televisión debido a su oposición a Lukashenko, así como a firmar en 2020 una carta de toda la comunidad deportiva de su país contra la violencia empleada por las fuerzas del presidente en las manifestaciones y pidiendo unas nuevas elecciones presidenciales justas. No dejó de participar en las manifestaciones contra el régimen, llegando a decirse que había sido detenida. Otra prueba de su concienciación es el hecho de que sea una de los representantes del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Su oposición al régimen imperante en su país le hizo huir de Bielorrusia en un momento dado. Quién sabe si su clara postura contraria a Lukashenko no la habría llevado más temprano que tarde incluso a ser arrestada, como ha pasado con otros colegas suyos. En su huida se ha visto obligada a buscar trabajo “en cualquier país que la acoja”. Desde que se retiró ha trabajado como entrenadora en países como Japón, Estados Unidos, España, la propia Rusia y Ucrania… realizando más de un centenar de clases magistrales. Domina varios idiomas y tiene el diploma de entrenadora. Sin embargo, su condición de ciudadana de Bielorrusia le está cerrando las puertas. Es por ello que no ha dudado en auto promocionarse en sus redes sociales solicitando un trabajo de entrenadora, algo que ya es triste de por sí en una gran campeona como ha sido ella.

Además de estar claramente en contra de Lukashenko y, por descontado, de la invasión del Gobierno de Putin sobre Ucrania (publicando igualmente numerosos mensajes en sus redes contra la misma) a Melitina le niegan el trabajo por tener pasaporte bielorruso. Ha tenido que abandonar no solo su país, sino a su familia, amigos, trabajo, apartamento, coche, etc. pero la dos veces olímpica no podía continuar en una Bielorrusia controlada por el dictador Lukashenko. En lugar de encontrar el apoyo y las oportunidades en otros países, le han cerrado las puertas. Ella cuenta cómo, tras recibir dos solicitudes de trabajo, éstas fueron rechazadas al ver su pasaporte bielorruso. Eso pese a que ya se habían establecido las condiciones del contrato. No han entendido que no todos los bielorrusos son como su dictador, es más, que justamente Staniouta se ha manifestado en numerosas ocasiones abiertamente contraria a él. Huida de su país, rechazada en el resto, la triste realidad de una máxima figura del deporte mundial.

 

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.