Legendarios

RENÉ LACOSTE: EL TENISTA INVENTOR QUE TAMBIÉN FUE MEDALLISTA OLÍMPICO

El nombre de Lacoste es mundialmente reconocido por la marca de ropa deportiva (principalmente polos para el tenis). Mucha gente también sabrá que el origen de ese nombre se refiere a René Lacoste, su creador. Menos gente sabrá que ese tal René Lacoste fue tenista, incluso de renombre, pero ya muchos menos conocerán el dato de que fue medallista olímpico. En realidad, medallista olímpico casi fue uno de sus logros “menores”, si tenemos en cuenta que fue un gran inventor, contando incluso con una treintena de patentes de su creación.

Pongámonos en situación: René Lacoste nació en el lejano 1904 en la capital francesa. Lo curioso es que no practicó deporte alguno hasta cumplidos los 15 años. Conoció el tenis precisamente entonces, en un viaje a Inglaterra. Se dedicó al deporte de la raqueta pero, a falta de habilidades innatas, conseguiría un gran nivel mediante el metódico y ordenado estudio teórico. El parisino estudiaba con rigor a sus rivales y leía muchos libros sobre metodología del tenis. También entrenaba en el plano físico, en el gimnasio. Lacoste fue básicamente un teórico del tenis; gran observador, anotaba apuntes viendo los partidos de sus rivales.

Nuestro protagonista tuvo la gran suerte de ser coetáneo de una gran generación de tenistas franceses, junto con los cuales, con el tiempo, constituiría los denominados “Mosqueteros” que ganarían la Copa Davis. Se trataba de Jean Borotra, Henri Cochet y de Jacques Brugnon. Juntos y de manera individual alcanzaron resultados de lo que podríamos denominar “era dorada” del tenis masculino galo. El cuarteto ganó la Copa Davis de 1927 y la de 1928. Lacoste se hizo también con tres torneos de Roland Garros, uno de Wimbledon -todos en la década de los años 20 del pasado siglo- y la medalla de bronce olímpica en los Juegos disputados en París en 1924, en la modalidad de dobles (en el torneo individual acabó en quinto puesto). Lacoste vivió sus mejores momentos esa década, alcanzando el número 1 del mundo en 1926 y el siguiente año de 1927. Pero, aun con ser relevante su carrera deportiva, es más recordado por sus logros empresariales posteriores.

Raquetas de tubos de acero inventadas por Lacoste

El famoso cocodrilo que aparece en todas sus prendas de ropa deriva del apodo que tuvo como tenista. Al parecer, el capitán del equipo francés de la Copa Davis prometió regalarle una maleta de piel de este animal si ganaba cierto partido. Como lo logró, tras lo cual se hizo una famosa foto junto a la maleta, a partir de entonces la Prensa le dio el sobrenombre de “cocodrilo” y con él se quedó. El famoso polo creado por él se deriva de una necesidad práctica, pues hasta entonces los tenistas tenían que jugar con manga larga, lo que aparte de darles calor les impedía algunos movimientos o, cuanto menos, la comodidad. René Lacoste se atrevió a acortar las mangas y se incluyó, bordado, un cocodrilo cuyo diseño es reconocible incluso para el menos ducho en el deporte del tenis. Dicho polo se confeccionó en tejido de algodón para que fuera más ligero y se usó un diseño de malla para hacerlo más transpirable. La comodidad era lo fundamental en esta creación. En 1933 fundó la Société Chemise Lacoste, pero no fue lo único que creó referido al tenis.

Pocos saben que él fue el inventor de la máquina lanzadora de pelotas de tenis, fundamental en los entrenamientos de los tenistas. También se centró en el elemento fundamental para un tenista: la raqueta. Ideó muchas, mejorándolas y evolucionándolas siempre. Para empezar abandonó la pesada madera para realizarlas de metal. Más adelante creó la pastilla antivibración, fundamental hoy en día. Pero muchos años antes, en 1920, llegó a modificar el grip, cubriendo el mango de la raqueta con yeso adhesivo. Con su raqueta nueva metálica muchos grandes campeones han ganado multitud de títulos.

Pese a que su nombre es mundialmente conocido y reconocible no se sabe tanto de los logros que realizó en su vida, dentro y fuera de las canchas de tenis.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.