Camino a Tokio,  Entrevistas

PACO CUBELOS: “LOS ÉXITOS DEL PIRAGÜISMO ESPAÑOL LOS TOMO COMO UNA RESPONSABILIDAD Y UN ALICIENTE”

España es una potencia en piragüismo, lo que conlleva dos datos incuestionables: el que forme parte de la selección nacional española -más si es para un campeonato tan importante como unos Juegos Olímpicos- tiene sin duda un gran nivel (los selectivos nacionales españoles pueden llegar a ser tanto o más difíciles que la propia competición internacional) y el/los piragüista/s seleccionado/s tendrán presión por hacerlo realmente bien, ya que incluso campeones olímpicos de su país se quedan fuera de las listas para unos Juegos (véase el caso de Cristian Toro). Paco Cubelos es uno de esos piragüistas de alto nivel. Le avalan sus tres medallas -hasta ahora- en Mundiales y cinco en Europeos.

Cubelos ya participó en los Juegos de Londres, consiguiendo un diploma olímpico en la categoría de K1 1000m. Sobre esa su primera experiencia olímpica comenta: “Por los resultados que iba consiguiendo en 2012 ya sabía que podía optar a la final olímpica y estar en puestos de diploma olímpico. Sí que es cierto que era muy joven y para mí el simple hecho de estar en unos Juegos ya fue un regalo. Poder vivirlo desde dentro para mí era un sueño hecho realidad y todo lo que fuera consiguiendo, cada puesto que ganara, cada fase que fuera ganando era un premio para mí. El clasificarme para la final y poder estar compitiendo con los que eran mis ídolos fue otro sueño realidad más”. Y sobre la mencionada presión que suponemos sufre todo palista español nos dice: “Los éxitos del piragüismo español los tomo como una responsabilidad y un aliciente a intentar entrenar y rendir más, aumentar nuestro nivel para no desentonar con el resto del equipo. Sí que es cierto que ahora España, por lo menos en kayak masculino, tiene probablemente uno de los mejores equipos del mundo. Hay gente muy, muy buena que lamentablemente se va a quedar incluso sin ir a los Juegos teniendo nivel para ello. Eso te exige un nivel y un rendimiento muy alto durante todo el ciclo olímpico y especialmente en el último año de clasificación. Yo me lo tomo como un aliciente que me empuja a ser mejor cada día”.

En Londres 2012. Foto de Marca

El talaverano ha probado diversas embarcaciones y distancias, K1, K2, K4…”Me siento cómodo con todo, ahora mismo con el que más con el K2, por supuesto. Poder competir con Íñigo Peña, mi compañero, la verdad es que es un lujo. Me siento muy a gusto con él y la muestra de ello es el ciclo olímpico que llevamos, yo creo que con muy buenos resultados”. En Tokio participa en K2 1000m junto al citado Peña. Se ve con posibilidades dada la experiencia que ha ido adquiriendo en estos años: “Para los Juegos de Tokio ya tengo un bagaje y una trayectoria de muchos años de entrenamiento, de éxitos, de buenos resultados y de resultados no tan buenos, pero que todos han ido conformando el deportista que soy hoy, un deportista que tiene otras expectativas más altas. Vuelvo a afrontar estos Juegos con la misma ilusión o más que el primer día, pero evidentemente con una expectativas más altas de poder estar luchando de tú a tú con los mejores. Vamos a trabajarlo al 100% para poder conseguirlo y competir y hacer nuestra mejor carrera y ver dónde estamos con respecto a los demás”.

Lo triste es que su categoría desaparecerá del calendario de la próxima cita olímpica, en París. Es algo que viene ocurriendo con demasiada frecuencia, algo que aporta presión a los atletas, incertidumbres y dudas. El atleta español lamenta que esto ocurra: “Nos sentimos un poco ninguneados porque nos van quitando pruebas y además creemos que la gestión ya desde la Federación Internacional de Piragüismo, no tanto del COI, porque estas decisiones son en última instancia de la Federación, no están beneficiando a nuestro deporte. Se están tomando decisiones arbitrariamente, se cambian unas distancias que luego dos ciclos más tarde se vuelven a meter al calendario…se hacen cosas que no tienen mucho sentido y nos descolocan un poco. A nosotros no nos consultan. Del programa de París 2024 nos enteramos cuando ya iba a ser la votación en ese mismo momento y nos pilló a todos de nuevas, nadie sabía nada. Fue un golpe duro para todos porque no esperábamos eso y nadie había consultado ni a entrenadores ni a deportistas”. No obstante no se descarta en absoluto de los Juegos de París, ya que podría hacerlo en otra prueba: “A priori no hemos pensado más allá de Tokio. Ya sabemos que el K 2 1000 a partir de allí no va a ser más olímpico. Para estos Juegos también me había clasificado en el K1 1000m, que sí que seguirá siendo olímpico en París, con lo cual es una vía que tengo presente y luego también está la misma modalidad pero en distancia de 500 metros. Es una distancia que ya llevo muchos años sin preparar, es cierto, pero creo que preparándola los últimos años que competí se me dio bien y ¿por qué no podemos probar suerte?”.

Cubelos, que confiesa que su ídolo de siempre es el noruego Knut Holmann, nos cuenta que trabaja con un psicólogo deportivo para preparar los campeonatos de forma completa: “siempre me ha dado las herramientas en todo tipo de situaciones para poder llegar lo más preparado posible a unos Juegos. Esta situación excepcional que estamos viviendo en todo el mundo nos pilló por sorpresa pero nos hemos ido acostumbrado y hemos ido entendiendo que es una situación diferente pero que se puede y se debe hacer deporte y se pueden y deben hacer competiciones. Yo creo que unos Juegos Olímpicos son la máxima expresión del deporte. Todos los deportistas y la sociedad nos merecemos estos Juegos Olímpicos y lo afrontamos con muchísima ilusión, más incluso después de todo lo que ha pasado”.

Su sueño, confesión propia, siempre ha sido lograr un oro olímpico. Tokio 2020 bien podría culminar esas expectativas.

Con su compañero de K2 Íñigo Peña. Foto de RFEP

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.