Camino a Tokio,  Entrevistas

MARTIN FUCHS Y MOJTABA ABEDINI, DOS OLÍMPICOS CON POSIBILIDADES DE MEDALLA EN TOKIO 2020

Dos deportistas de especialidades bien distintas y de países igualmente distantes nos contaron sus expectativas hacia Tokio 2020. El jinete suizo de saltos Martin Fuchs y el tirador de esgrima, especialista en sable Mojtaba (o Moshtaba) Abedini cuentan con un palmarés que podría darles esperanzas de medalla en los Juegos. Se diferencian, sin embargo, por sus orígenes. En el caso del suizo, según nos contó: “Mi padre, mi tío y mi padrino participaron en Juegos Olímpicos y tuvieron mucho éxito en ellos [Su tío Markus fue cinco veces olímpico y plata en Sidney. Su padre Thomas estuvo en Barcelona 92. Su madre estuvo en la élite y su abuelo abrió una escuela hípica]. Me siento muy afortunado de haber sido ya olímpico en Río 2016; fue una gran experiencia para mí”. No duda en que tener esos antecedentes familiares le ha sido positivo al helvético: Para mí ha sido una gran ventaja haber tenido una familia con tantos éxitos deportivos. Me proporcionó una entrada más fácil en el deporte. Cuando empecé a competir contra ellos todos fueron muy amistosos y amables conmigo. Mi padre era y es todavía mi entrenador, por lo que obviamente me ha dado muchos consejos. Fue muy positivo para mí tener la base correcta siendo aún un niño y todo a mi alrededor se ha hecho como debe hacerse por lo que respecta a la hípica. Aun así, no he sentido ninguna presión por pertenecer a una familia de éxitos”. Si Fuchs viene de un país y de una familia con bagaje y éxitos pasados en la hípica, a Abedini le ha tocado abrir brecha: “He sido el primer esgrimista iraní en acudir a unos Juegos Olímpicos. Eso ha sido muy bueno para mí y para Irán. La esgrima en Irán es muy fuerte y debemos ser fuertes en los Juegos de Tokio. Mi deporte está siendo cada vez más potente en mi país, en parte por los entrenamientos que hacemos”.

Martin Fuchs

Ambos comparten, no obstante, experiencia olímpica, pues participaron en los Juegos de Río. El europeo logró como mejor puesto allí el sexto por equipos, mientras que el asiático rozó la medalla. Abedini usará esa experiencia para mejorar puesto en Tokio: “En Río llegué a semifinales, perdiendo el bronce. Pasó muy poco tiempo entre la semifinal y la disputa por el bronce; no me dio tiempo a relajarme. En Tokio con seguridad conseguiré medalla por equipos e individual. Yo ya me esperaba la medalla en los Juegos de Río, pero seguro que caerá en Tokio 2020”. Por su parte, Fuchs nos compara los Juegos de Río con los de Tokio: “Mi experiencia en los Juegos de Río fue fantástica. Pudimos ir a ver muchas otras disciplinas, conocimos a otros deportistas. Fue realmente toda una experiencia, no sólo en cuanto a nuestro deporte se refiere. Hasta donde yo sé en Tokio no será la misma experiencia, ya que no podremos hacer todo lo que pudimos hacer en Río, pero al fin y al cabo vamos para conseguir una medalla. Siempre que voy a un campeonato lo hago con el objetivo de hacerme con una medalla y ese mismo objetivo es el que tendré para Tokio 2020”.

Ambos olímpicos vuelven a diferir en su experiencia previa a los Juegos de Río. Martin Fuchs, más joven, debutó en unos Juegos Olímpicos de la Juventud, con éxito: “Fue muy agradable participar (y ganar una medalla) en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Fue en Singapur. Gané el oro dentro del Equipo Europa, pues no había Equipo Suiza. Fue una experiencia estupenda. Estuvimos dos semanas. Hice muchos amigos. Fue una gran experiencia para todos, que éramos muy jóvenes”. El esgrimista iraní ya estuvo en la cita olímpica anterior a Río: “Estuve en los Juegos de Londres, pero caí demasiado pronto, mientras que en Río disputé una medalla”. El iraní nos adelanta sus intenciones para el futuro: “Pienso seguir hasta los Juegos de París, aunque estoy convencido de que en Tokio ganaré una medalla”. Extremadamente optimista Abedini, habla con absoluta seguridad en sí mismo sobre su posible prestación en Tokio: Es verdad que mi país ha conseguido pocas medallas en Juegos Olímpicos y ninguna hasta ahora en mi deporte, pero estoy seguro de que yo aportaré la primera medalla en esgrima para Irán en Tokio 2020”.

Moshtaba Abedini

Hablamos con Martin Fuchs sobre las circunstancias tan especiales con las que se encontrará en la cita olímpica de Tokio: Las circunstancias de cara a Tokio 2020 han cambiado mucho. Es difícil poner tu mente en la competición, después de todo lo que está ocurriendo en el mundo a nuestro alrededor, pero creo que los Juegos serán algo positivo para el mundo ver que se celebran los Juegos, lo que traerá cierto tipo de esperanza de volver a cierta normalidad viéndolos por televisión. Me recuerdo a mí mismo de niño, cuando ver los Juegos eran el mejor momento del año. Creo que estos Juegos darán esperanza a todo el mundo hacia el futuro”.

Abedini

Encontramos otra coincidencia en estos olímpicos tan aparentemente diferentes entre sí: la importancia que le dan a los Juegos Olímpicos: “Es verdad que los Juegos Olímpicos no dan por sí dinero pero aun así son el evento más importante, lo que muestra lo valiosos que son para los atletas”, afirma el suizo, que viene de un deporte cuyo circuito profesional mueve millones en premios. Opina muy parecido el iraní: “Prefiero un bronce olímpico a un oro mundial. Los Juegos Olímpicos están por encima de cualquier otra competición, incluso Mundiales”. Por cierto, que le preguntamos a Abedini por la situación del deporte en su país, si encuentra dificultades para entrenar, a lo que responde: “El estado del deporte en Irán es bueno; yo personalmente no encuentro problemas para entrenar”. Más sorpresa nos causó su última afirmación de la que, sinceramente, dudamos: “Las mujeres en mi país no tienen problemas para practicar deporte”.

Martin Fuchs y Mojtaba Abedini, dos olímpicos con serias aspiraciones de medalla en los Juegos de Tokio.

Martin Fuchs

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.