Uncategorized

ALEX PULLIN: LA MALOGRADA ESTRELLA DEL SNOWBOARD CROSS, SIN SUERTE EN JUEGOS OLÍMPICOS

Hizo historia para su país, Australia, en deportes de nieve. Fue tres veces olímpico; en una de esas ocasiones tuvo el honor de portar la bandera de su país en la ceremonia de inauguración (en concreto, en los Juegos de Sochi 2014) y desapareció de este mundo a los 32 años en un triste accidente en el mar, mientras realizaba pesca submarina. Hablamos de Alex Pullin, bicampeón del mundo y grandísima figura a nivel mundial durante años en su especialidad, el snowboard cross.

No fue extraño que Pullin se dedicara a un deporte de invierno, pues sus padres tenían una tienda de alquiler de esquíes. El pequeño Alex se decidió por la especialidad del snowboard cross pues, según su consideración, era “la forma más pura de competición”. Pese a los peligros que su especialidad comporta su muerte no fue debida a un accidente participando en ninguna de esas pruebas, sino un lamentable suceso del que poco podemos saber, al encontrarse Pullin solo en la costa de Gold Coast, Australia. Fue encontrado por un practicante de snorkel, que halló su cuerpo en el fondo del mar. Aunque los socorristas intentaron reanimarle durante 45 minutos, fue en vano. Pullin era un apasionado de la aventura y del mar, además de experto surfista. Ese mismo año, contando él 32, había decidido dar fin a su exitosa carrera deportiva.

Foto de AFP

Repasemos su paso por tres ediciones olímpicas. Irónicamente, aunque no solo era un rider top, sino que incluso llegó a presentarse a la competición olímpica como máximo favorito y nº1 del mundo, los Juegos siempre le fueron esquivos. Debutó en la edición celebrada en 2010 en Vancouver y lo hizo con auspicios de hacer algo grande, pues consiguió el tiempo de clasificación más veloz. Sin embargo, de poco le sirvió, pues fue eliminado en la primera ronda. Para su segunda experiencia, en Sochi, ya se había proclamado en dos ocasiones campeón del mundo así que, en buena lógica, fue considerado uno de los favoritos. De nuevo no le acompañó la suerte, al ser eliminado en cuartos de final. El Gobierno de su país, Australia, le había entregado 500.000 dólares para realizar un buen papel en esta, su prueba. Fue el competidor australiano con mayor financiación. También es cierto que Pullin hizo mucho por la promoción de su deporte en su país. ´Chumpy´, como era conocido, siempre mostró entusiasmo por desarrollar los deportes de la nieve en su país. De hecho, creó escuela y no fue el único Aussie en conseguir destacadas medallas en snowboard cross.

Volvamos a su recorrido olímpico. Alex Pullin compitió en los Juegos de Pyeongchang. Allí realizó su mejor papel en competición olímpica, un sexto puesto, pero a todas luces no acorde con su valía. El puesto, un tanto pobre para ser todo un nº1 mundial, se entiende por haber sufrido un choque (muy numerosos en su especialidad) durante la última carrera. A Pyeongchang llegó como el competidor en más en forma y con mejor ranking, tanto que ostentaba el nº1.

Como todo buen rider también compitió en los X Games, de gran arraigo y prestigio entre los deportes de invierno y en ellos también destacó. También hizo historia al convertirse en el primer australiano en defender su título mundial en el deporte del snowboard (consiguió sus dos títulos en los mundiales de 2011 y 2013). De espíritu inquieto, también le atrajo la música, formando parte de un banda reggae llamada love Charli. No en vano había declarado siempre que su sueño de niño era…haber conocido a Jimmy Hendrix.

No es habitual que un competidor de deportes de invierno sea nombrado Atleta del Año en Australia, título que Alex Pullin consiguió, pero su mayor logro, amén de sus valiosas medallas, fue el respeto de todo el mundo deportivo en general y del snowboard en particular que se ganó y que quedó demostrado con la noticia de su triste fallecimiento.

Foto de Olympic Winter Institute of Australia

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.