Camino a Tokio

MICKAËL Y BASSA MAWEM: LOS HERMANOS FRANCESES QUE ESTARÁN JUNTOS EN TOKIO 2020 COMPITIENDO EN ESCALADA

Mickaël Mawem

Son hermanos y juntos ya tienen el pasaporte para los Juegos de Tokio en un deporte que debuta allí, la escalada. La competición se desarrollará dividida en tres especialidades (velocidad, búlder o bloque y lead o dificultad). Sin embargo, el que se proclame campeón lo hará sumando sus tres resultados, así que tendrá que ser un escalador completo y versátil. Es el caso de Mickaël Mawem, menor en seis años respecto a su hermano Bassa. Mickaël fue el primero en lograr la clasificación para Tokio, para sumársele meses más tarde su hermano. Bassa nació en Nueva Caledonia en 1984 y allí tiene su cuartel general donde ha entrenado especialmente durante los meses de la pandemia causada por el coronavirus. Se inició en este deporte a una edad algo tardía, a los 15 años, en un viaje que realizó con su colegio. Seis meses más tarde se inscribió en un club de escalada, siendo apoyado desde el primer momento por sus padres. Su hermano -nacido en Nimes- le siguió en esta pasión, empezando a practicar la escalada cuando contaba 12 años. Ambos hermanos entrenaron desde un principio juntos de forma un tanto autodidacta, colocando tablas de madera en un muro situado en el sótano de su casa familiar. Sus padres vieron este deporte como la salida ideal para la hiperactividad de ambos, que les había llevado a hacer algunas “tonterías” de adolescentes, según ellos mismos reconocen. Vehicularon su energía gracias a la escalada que les “mostró el camino correcto”, cuentan.

Bassa Mawem. Foto de Erich Spiess/L´Express

Juntos también participaron en un par de exitosos programas televisivos donde demostraron su valía como escaladores: “Ninja Warrior” y “Ultimate Beastmaster”. Como juntos aspiran a vivir su experiencia olímpica. La tranquilidad de saber que ambos están ya clasificados para Tokio 2020 les ha permitido centrarse en su preparación personal. Bassa está especializado en la velocidad, ostentando el récord nacional francés aunque, naturalmente, no deja de lado las otras especialidades olímpicas. El no ser tan bueno en ellas le hace ser seria duda para alcanzar el podio, donde sí tiene posibilidades su hermano Mickaël. El menor de los Mawem es más técnico y tiene una mayor potencia, siendo su punto fuerte la escalada en bloque. El aplazamiento de los Juegos afirman que les beneficia, para prepararlos mejor y centrarse únicamente en ellos. De hecho, desde el mismo día en que se supo que la escalada entraría en el calendario olímpico (se hizo oficial en 2016) anunciaron públicamente que Tokio 2020 sería su principal objetivo, pese a la edad algo tardía sobre todo del mayor de los Mawem. Su meta es claramente ser finalistas (habrá sólo seis finalistas) y de ahí a soñar en una medalla hay un paso. Son perseverantes, empeñados en el trabajo, determinados. ¿Estar juntos en Tokio 2020 les dará el empuje final para lograr algo grande? Lo veremos cuando llegue el momento.

Foto del Olympic Channel

13 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.