Uncategorized

CAMPEONES OLÍMPICOS ZURDOS

Los zurdos en el deporte son temidos. En los deportes de equipo es fundamental la presencia de al menos un zurdo y en el individual la incidencia sobre este particular influirá en mayor o menor medida según las características del deporte. Por ejemplo, está claro que en las carreras atléticas prácticamente su incidencia es cero (salvo en el paso de testigos durante una carrera de relevos), mientras que en los deportes de la raqueta (tenis, bádminton, tenis de mesa) cuanto menos desconcierta al rival, acostumbrado a sparrings y competidores diestros. En otras especialidades ser zurdo cambia completamente la concepción del deporte, como en el patinaje artístico, donde los saltos se harán en el sentido inverso, o los saltos de trampolín, que comportarán otra concepción espacial. ¿Es, pues, más dificultoso el apredizaje de estos deportes para un zurdo? Dependerá de a qué edad ha empezado a practicar el deporte y lo acostumbrado que esté. A quien sí le será más difícil la situación será a los oponentes de zurdos en deportes de combate (boxeo, todos los de artes marciales), que tendrán que realizar un trabajo específico de preparación contra ellos y, por descontado, saber a priori si su rival es zurdo o diestro.

Curiosamente, el deporte de alta competición ha ofrecido un gran porcentaje de campeones zurdos en diversas disciplinas, porcentaje mayor en comparación con el de la población, indicativo de que nacer zurdo y ser deportista parece ser, de entrada, una ventaja.

Repasemos algunos de los mayores campeones olímpicos que son o han sido zurdos:

-En tenis, deporte en el que es importante este aspecto, encontramos dentro de los medallistas olímpicos estos dos ejemplos, uno en categoría masculina y otro en femenina. El primero sería Rafael Nadal, doble oro olímpico (individual en Pekín 2008 y dobles en Río), uno de los zurdos del tenis más famosos. De sobras conocida es la diferencia de musculatura entre sus brazos. Curiosamente, en el resto de aspectos de su vida, el tenista español es diestro. En el femenino tenemos a la checa Petra Kvitová, campeona del prestigioso torneo de Wimbledon y bronce en los Juegos de Río.

-En bádminton otros dos grandes campeones por categorías: la campeona en Río Carolina Marín y el gran favorito para Tokio 2020 y nº1 mundial Kento Momota. La española ha declarado no solo ser gran admiradora del zurdo Nadal, sino de intentar parecerse lo más posible a su compatriota.

-El tenis de mesa nos ofrece numerosos ejemplos, entre los que destacamos a la tricampeona olímpica china Ning Ding, también tres veces campeona mundial. Es denominada la “Reina de Corazones” y es una de las mayores esperanzas chinas para Tokio 2020. Como esperanza para esos Juegos es el local Jun Mizutani, ganador ya de dos medallas olímpicas, ambas en Río 2016 (plata por equipos y bronce individual).

-En deportes de equipo abundan los ejemplos. Destacamos los siguientes:

En baloncesto el tres veces medallista (dos oros y un bronce) y leyenda de la NBA Lebron James es zurdo, pese a que normalmente realiza sus tiros con la mano contraria. Otro trimedallista olímpico (igualmente dos oros y un bronce, aunque en ediciones diferentes) fue su compatriota David Robinson, uno de los componentes del primer Dream Team. Siguiendo con el deporte de la canasta, el argentino Manu Ginóbili parece ser imparable, sobre todo cuando tira con su mano izquierda. En los Juegos de Atenas 2004 consiguió no solo el oro sino el título de jugador más valioso (MVP). Revalidó medalla en la siguiente cita olímpica, aunque de otro metal -bronce-.

Foto de Getty

En waterpolo la no menos leyenda Tibor Benedek es considerado uno de los mayores jugadores de la historia y, por descontado, el mejor zurdo en su deporte. Este húngaro, recientemente fallecido a los 47 años, consiguió un abultado palmarés del que sólo mencionaremos tres oros olímpicos (en Sidney, Atenas y Pekín). Por otra parte, la jugadora serbia de voleibol Tijana Bošković, considerada una de las mejores jugadoras del mundo, campeona mundial y subcampeona olímpica, también es zurda. Podríamos seguir nombrando a jugadores de equipo zurdo, pero acabaremos este apartado con el futbolista argentino Lionel Messi, del que en muy pocas ocasiones se recuerda su título de campeón olímpico en los Juegos de Pekín 2008.

-Deportes donde ser zurdo no es determinante pero sí produce cambios: Ya hemos mencionado el patinaje. Por citar sólo a una campeona olímpica zurda mencionaremos a la estadounidense Dorothy Hamill, oro individual en los Juegos de 1976 disputados en Innsbruck. También se proclamó ese mismo año campeona del mundo. El legendario saltador Greg Louganis también es zurdo. Eso le hizo asimilar de otra manera los giros en sus saltos desde el trampolín y plataforma. Se le recuerda, entre otras cosas, por su increíble récord de cuatro oros y una plata en Juegos Olímpicos. Toda una leyenda tanto desde los 3 como desde los 10 metros. En esgrima puede ser más determinante para el oponente encontrarse con un/a zurdo/a. Zurda es Mariel Zagunis, que aprovechó su ventaja para convertirse en Atenas 2004 en la primera estadounidense en convertirse en campeona olímpica. Cuatro años más tarde conseguiría otro oro, al que hay que sumar dos bronces olímpicos. El boxeo cuenta con numerosos ejemplos, del que destacaremos el de Muhammad Ali, oro en la cita olímpica de Roma de 1960 en peso semipesado.

-Deportes con menor incidencia: Aparentemente ser zurdo en natación no parece provocar ni beneficios ni desventajas. Sin embargo, los neurólogos afirman que los zurdos ven mejor bajo el agua. Sin convencernos esta “evidencia” para ser mejores nadadores sí podemos mencionar que el afamado Mark Spitz. Recordamos el medallero conseguido en Juegos Olímpicos por este extraordinario nadador estadounidense: 9 oros, 1 plata y 1 bronce.

-Caso especial el del tirador húngaro Károly Takács, al que tuvieron que amputar su brazo derecho, con el que tiraba, debido a un accidente para después reaprender a tirar, esta vez con el izquierdo. El mérito está en que con su zurda ganó con posterioridad dos oros olímpicos. Zurdo a la fuerza y con éxito.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.