Concienciados olímpicos,  Parejas olímpicas

MEGHAN DUGGAN Y GILLIAN APPS: PRIMERO RIVALES EN FINALES OLÍMPICAS DE HOCKEY HIELO, AHORA MATRIMONIO

Meghan Duggan y Gillian Apps han sido, hasta sus respectivas y recientes retiradas, dos de las más grandes jugadoras de hockey hielo de la historia. Jugaban representando a las que quizá sean las mayores potencias en ese deporte: Estados Unidos y Canadá, respectivamente. Entre ambas suman cuatro oros olímpicos y diez oros mundiales, a los que hay que sumar otras dos platas olímpicas y seis en Mundiales. Sus enfrentamientos cara a cara han sido míticos. Meghan es cuatro años menor y, aunque Gillian se retiró antes, les dio tiempo para participar en finales memorables, tanto olímpicas (2) como en Mundiales (5) y otros grandes campeonatos. Muchos “face-offs” entre ambas…hasta que tuvo que pasar su tiempo como rivales sobre la pista de hielo para conocerse mejor coincidiendo en el mismo equipo, el Boston Pride. Fue en la temporada 2016-17 cuando Apps entró en el equipo como entrenadora ayudante, mientras Duggan aún era jugadora en el mismo. Se enamoraron, se casaron y en febrero de 2020 Meghan dio a luz al hijo de ambas. Por cierto, que no son las primeras grandes jugadoras de hockey hielo en hacerlo, pues ya lo hicieron antes las también míticas Caroline Oullette (canadiense) y Julie Chu (estadounidense), que igualmente suman muchas medallas olímpicas.

Meghan Duggan. Foto de NHL

La canadiense Apps, que se retiró en 2015, proviene de una familia de notables jugadores de hockey. Su abuelo Syl sin ir más lejos está en el Salón de la Fama de su equipo, el Toronto Maple Leafs. El padre de Gillian, también llamado Syl, asimismo fue jugador en la NHL. También tiene una hermana -Amy- que juega con la selección canadiense de fútbol. ¿Quieren más ejemplos de su relación con el deporte de élite? Su primo Darren Barber ganó una medalla en remo en los Juegos de Barcelona 92. Gillian tiene un palmarés impecable, ganando tres oros olímpicos consecutivos, desde los Juegos de Turín 2006 hasta los de Sochi 2014, pasando por los de Vancouver 2010. Poco antes de retirarse completó el Ironman de Muskoka en menos de 15 horas. Eso es tan solo una muestra de sus capacidades deportivas, pues también practica fútbol, snowboard, golf y wakeboard. Pero no solo es una notable deportista, puesto que destaca en otros aspectos. Por ejemplo, fue la elegida por el Royal Bank Of Canada, donde trabajaba, para ofrecer charlas motivacionales a los empleados, además de encontrarse con clientes. Gillian ha estudiado además Psicología.

Hablemos ahora de su otrora rival Meghan Duggan, que fue olímpica en Vancouver 2010, Sochi 2014 y Peyongchang 2018, donde ejerció de capitana del combinado estadounidense. Sus números en el que fuera su equipo universitario llamaron la atención de la NHL femenina, donde acabó jugando en los ya mencionados Boston Pride. Meghan también estudió una carrera universitaria, en su caso Biología y también, como Gillian, destacó en varios deportes, en su caso el softball, el lacrosse y el fútbol.

Gillian Apps

Meghan Duggan ha sido noticia a principios de 2020 más que por el nacimiento de su hijo por un solidario gesto de su parte que se suma a la gran cantidad de los que han demostrado los grandes campeones olímpicos y del deporte a raíz de la crisis del coronavirus. Durante la pandemia no hemos parado de conocer casos de entrega de material con el que los deportistas ganaron tal o cual competición para subastarlos con fines benéficos; han entregado directamente grandes sumas de dinero para luchar contra la pandemia; han participado en entrenamientos en casa recaudando fondos para la causa; algunos han cosido mascarillas que han distribuido; los hay incluso que son médicos de profesión y han vuelto a los hospitales para trabajar en primera linea, pero no hemos encontrado otro caso como el de esta jugadora de hockey. En realidad, su aportación no llega al sacrificio de médicos o policías, pero sin duda alguna no deja de ser una muy necesaria y útil ayuda: Duggan ha sustituido dando clases de gimnasia online a escolares, alumnos de su antigua profesora de educación física, enferma de coronavirus. Los afortunados estudiantes se encontraron con la sorpresa de recibir clases en forma de vídeos de toda una medallista olímpica. “Quería ayudar a los estudiantes a que siguieran activos desde casa”, declaró Duggan, añadiendo: “Este es un momento duro para todos, estés batallando o no con el virus. Creo que ayudarnos unos a los otros en comunidad en los más importante que podamos hacer ahora”. Meghan quería hacer un homenaje a Jen Mscisz, la profesora a la que considera su mentora durante su infancia y que le sirvió de inspiración para seguir una carrera deportiva, además de animarla durante toda la misma. Un homenaje concreto a toda una profesión que en tiempos de coronavirus lucha para no paralizar la educación de las futuras generaciones.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.