Camino a Tokio,  Entrevistas

HUGO INGLIS Y SHEA McALEESE, JUGADORES DE HOCKEY DE NUEVA ZELANDA: “NECESITAMOS MÁS CONSISTENCIA EN TOKIO 2020″”

Ya están clasificados para Tokio 2020. Era el fin que perseguía el equipo -masculino- de hockey hierba de Nueva Zelanda. Hablamos de ese sueño y de otros cumplidos en el pasado con algunos de sus componentes, en concreto con Hugo Inglis y Shea McAleese, dos de los veteranos de los autodenominados “Black Sticks”. Inglis ya estuvo en las dos últimas citas olímpicas, de las que cuenta maravillas como experiencias personales: “Los Juegos Olímpicos para mí han sido una experiencia fantástica. Es increíble cuando se unen tantos deportes y naciones. Simplemente vivir la experiencia de estar en la villa olímpica es increíble. Los de Londres y Río fueron Juegos muy diferentes desde el punto de vista organizativo. En Londres el trabajo que realizó la organización fuera de la vista de los espectadores fue fantástico; todo fue absolutamente perfecto para los deportistas. En Río lo pasamos muy bien. La competición fue dura pero nos fue bien. El ambiente de los aficionados brasileños fue increíble”. Otro asunto es valorar la actuación del equipo oceánico, quien ha realizado siempre en el caso de los Juegos Olímpicos papeles que no pasaban de la medianía -si exceptuamos el excepcional puesto logrado en Montreal 76, ni más ni menos que oro-. Si en Londres 2012 ocuparon el noveno puesto, en Río sólo ascendieron dos puestos más. Inglis entona el mea culpa: “En Londres no alcanzamos el nivel de lo que somos capaces de hacer. Puede que falláramos desde la base y no llegamos lejos. En Río fuimos creciendo y alcanzando el tono según iba desarrollándose el torneo. De hecho, en los cuartos de final desarrollamos un hockey muy bueno; perdimos en los últimos cinco minutos”. Incluso llega a afirmar; “Creo que podemos estar orgullosos de cómo jugamos en Río, aunque no alcanzáramos el resultado esperado”.

Haciendo un reflexivo análisis para ver qué es lo que le falta al equipo de Nueva Zelanda, Inglis llega a la siguiente conclusión: “Tenemos que mejorar nuestra consistencia, estar en mejor forma, jugar más frecuentemente partidos ante rivales difíciles. En ocasiones estamos cansados en los momentos clave”. Consistencia es la palabra clave y para lograrla según su compañero de selección Shea McAleese lo que le falta a Nueva Zelanda básicamente es jugar más partidos contra equipos de nivel, algo que está siendo corregido a partir de esta temporada gracias a la creación de la Pro League entre naciones: “Hay que reconocer que el nivel general del hockey en Nueva Zelanda es un poco bajo, a diferencia de otros países europeos, como España. En Europa se juega a un nivel alto cada semana, lo que te hace ser más consistente. Jugar este año la Pro League nos hace mucho bien, porque te hace jugar regularmente al hockey a buen nivel, frente a buenos rivales. Pese a ello nuestro equipo sigue teniendo altibajos. Espero que de aquí a Tokio juguemos más partidos de la Pro League que nos hagan mejorar el nivel. Lo que tenemos que hacer para mejorar es jugar más partidos. Por lo general pueden pasar tres meses entre un partido internacional y otro, y así no se puede ganar consistencia. Esto ha cambiado a mejor gracias a la creación de la Pro League. Hay que tener en cuenta, además que somos un equipo muy joven”, opina el neozelandés.

Ambos también coinciden en el valor que le dan a unos Juegos Olímpicos. Para McAleese, con una experiencia olímpica más a sus espaldas: “Nada puede compararse a tu primera experiencia olímpica, que en mi caso fue en Pekín 2008. Fue cumplir un sueño. Ya con cinco o seis años de edad soñaba con ir a unos Juegos Olímpicos, pero si tengo que hacer un análisis objetivo sobre el hockey probablemente los de Londres fueron la cima para el hockey. El estadio estaba lleno todos los partidos. También fue especial por el hecho de jugar en Europa, ya que hay muchos equipos europeos muy fuertes”. Para Inglis “es obvio que entrenamos y nos esforzamos para ser olímpicos; es la cima del deporte”.

Otra cosa que les une es que ambos han jugado en la liga india, un país que vive el hockey con auténtica pasión. Ambos jugadores coinciden en su opinión sobre la singular experiencia vivida en el subcontinente indio: “La experiencia de vivir el hockey allí es muy interesante, porque ese país y su gente aman este deporte, los estadios de hockey se llenan y se vive un auténtico ambientazo. Es un país estupendo para jugar al hockey”, afirma Hugo Inglis. Según su compañero jugar en India es de locos. Los fans se vuelven fanáticos; ellos siguen el hockey probablemente como no se hace en ningún otro país. Es bastante especial, siempre se agotan las entradas para los partidos de hockey allí. Son muy ruidosos, a diferencia de los encuentros en Nueva Zelanda, donde el público es bastante silencioso”.

Han conseguido el pasaporte para una nueva experiencia olímpica y esta vez aspiran a apuntar mucho más alto, McAleese se atreve incluso a hablar de medalla: “Internamente tenemos la esperanza en Tokio de estar entre los cuatro primeros equipos, lo que nos haría tener la oportunidad de hacernos con una medalla. En Río ya tuvimos esa experiencia, aunque perdiéramos frente a Alemania”. Su sentencia final remite a la ya mencionada consistencia: “En nuestro caso hemos sufrido altibajos, pero en algunos torneos lo hemos hecho bien. Necesitamos ser más consistentes”.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.