Entrevistas

DANIEL DEUSSER, BRONCE EN RÍO POR EQUIPOS EN SALTOS DE HÍPICA: “LOS JINETES NO PUEDEN COMPETIR SÓLO POR DINERO Y OLVIDARSE DE LOS JUEGOS OLÍMPICOS”

El jinete alemán Daniel Deusser proviene de una familia dedicada a la hípica. Daniel comenzó a montar en el establo de su tío y a la temprana edad de 15 años ya ganó su primer concurso de saltos. Sus primeros –y espera que no últimos- Juegos Olímpicos los disputó en Río. Pese a venir de ser el número 1 mundial (algo que logró por primera vez en abril de 2015 y que repitió a comienzos de 2017) en un deporte altamente profesionalizado y dedicado a las pruebas con premios económicos, Deusser disfrutó como el que más de la experiencia olímpica, algo que nos repite una y otra vez a lo largo de la entrevista que mantuvimos con él: Resumo mi experiencia olímpica positivamente, como una experiencia muy agradable, no solo por los resultados deportivos, sino también por haber formado parte de un evento con tantísimos otros deportes, viviendo juntos en la villa olímpica. Ha sido realmente una gran experiencia. También como equipo, ya que tenemos un gran equipo y ya desde antes de los Juegos teníamos un gran espíritu de equipo. Pude compartir experiencia con algunos jinetes de gran calidad de mi país, Alemania”. En un deporte con gastos tan elevados no sería de extrañar que los jinetes “despreciaran” la competición olímpica –que no ofrece premios en metálico- para preferir otras que ayuden a cubrir los numerosos gastos que la hípica reporta. Daniel Deusser lo comprende, pero no lo comparte: “Nuestro deporte es un deporte caro. En los últimos años ha cambiado y ahora los premios son mayores, lo que está bien para que puedas ganar algo de dinero y compensar tus gastos y que, además, personas con menos recursos, si tienen buenos resultados, puedan permitírselo. Antes no era posible seguir con este deporte si no tenías recursos económicos, ya que casi no había premios en metálico en las competiciones. Eso ha cambiado en los últimos 5-10 años. Los Juegos Olímpicos, por supuesto, no ofrecen premios económicos. Creo que tienes que encontrar un equilibrio: no puedes hacer todo por dinero y olvidarte de los Juegos Olímpicos. Yo personalmente viví en los Juegos una experiencia que recordaré durante toda mi vida, pero considero que también es normal que haya gente que intente competir en pruebas con premios económicos para pagar todos sus gastos, que son importantes. En cualquier caso a mí me encantaron los Juegos Olímpicos y me gustaría repetir la experiencia”.

 

No es de extrañar que Deusser haya salido tan encantado de su primera experiencia olímpica, pues le acompañó una medalla: el bronce por equipos. Nos narra la competición el jinete alemán, uno de sus protagonistas: “Como equipo fuimos a los Juegos Olímpicos con grandes expectativas. Christian Ahlman hizo un muy buen primer recorrido. En el segundo recorrido parecía que íbamos a perder la medalla, ya que todos los equipos estábamos realmente cerca. Ese segundo día fue duro y difícil, diría. Puedo afirmar que estoy muy contento y orgulloso de la medalla de bronce. Tenemos un súper equipo, pero también hacía mucho calor”. En la competición individual el de Wiesbaden acabó noveno tras un primer recorrido sin errores pero un segundo con cuatro puntos de penalización al tirar un obstáculo: “Lo considero un éxito; mi caballo estaba en buena forma. En definitiva, los Juegos de Río fueron un campeonato que recordaré durante mucho tiempo”. El jinete, de hecho, no se decanta entre elegir por una medalla individual o por equipos: “Con el equipo trabajas desde unas semanas antes específicamente para esa competición. Una vez acabada dicha competición te concentras en la individual. Creo que ese sistema es mucho mejor que si fuera al revés. Río 2016 fue una súper lucha y una gran experiencia. Me encantó haber ganado la medalla por equipos. Nuestro equipo era muy fuerte, pero había muchos otros equipos fuertes y sólo tres puedes llevarse una medalla. Y después aún estuve a tope para luchar en la competición individual. Por desgracia estuve cerca, pero no lo suficiente, pero espero repetir la experiencia más de una vez en mi vida”.

Deusser, que afirma haber cumplido un sueño con la medalla olímpica, nos compara ese logro con el de ser número 1 mundial: “Ser número 1 del mundo durante semanas demuestra que eres consistente, que todo a tu alrededor (caballos, equipo…) funcionó muy bien conjuntamente y que estás muy bien organizado, pero una medalla olímpica es un éxito diferente. La gente hablará de ella durante 20, 30 años”. Y da con el quid de la cuestión en su deporte para poder dedicar los esfuerzos a un objetivo u otro: todo depende de si se tiene capacidad para tener sólo un buen caballo –en cuyo caso “te centras en una única competición”– o si puedes tener suficientes caballos, en donde “puedes intentar ser el número 1”. “Ambos son grandes resultados y depende de tu situación, de qué clase de posibilidades tengas en un momento dado”.

A Daniel Deusser le encantó el “ambiente especial de Río. Me sorprendió mucho la gran cantidad de público que asistió. También estuvo bien que el equipo brasileño fuera muy bueno y luchara por las medallas hasta el final. Fue positivo que estuviéramos en Brasil ya dos semanas antes del comienzo, aunque por otra parte la espera se hizo larga, pero también tuvimos tiempo de ver otros deportes. El ambiente allí era increíble”. Aunque no piensa aún en Tokio querría estar allí para repetir una experiencia especial que no olvidará en su vida.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.