Entrevistas,  Paralímpicos

SUSANA RODRÍGUEZ: “MI MEDALLA EN TOKIO 2020 ES UN MOTIVO PARA SEGUIR TRABAJANDO”

Susana Rodríguez ya era una brillante paratleta cuando saltó a las páginas del mundo entero al ser portada de la prestigiosa revista “Time”. Dicha publicación la había escogido como abanderada de su reportaje dedicado a deportistas que trabajaban en primera línea en plena pandemia, pues Susana es médico y como tal trabajó en los duros momentos que le tocó vivir al planeta. Susana es invidente, deportista de élite, campeona en los Juegos Paralímpicos de Tokio y médico, lo que la convierten en todo un referente y ejemplo para la sociedad.

La portada le cambió un poco la vida, según nos cuenta: “Es raro, porque llevo mucho tiempo haciendo las mismas cosas y de repente a partir de la portada del Time yo no era consciente de que iba a cambiar pero la verdad es que mi vida sí que cambió un poco. Que esto sea la muestra para los jóvenes para que muchas veces con esfuerzo consigues tus anhelos y tienes muchas papeletas para hacerlas realidad algún día”. Susana es gallega y comparte piso en Santiago con una neumóloga y una internista “que estuvieron en contacto súper directo con la pandemia” mientras ella estuvo “en un programa de atención telefónica. No estaba en contacto directo con los pacientes agudos de Covid, sí que vi a alguno después, cuando ya estaban en la recuperación. Fue una época dura, sobre todo atender a pacientes que ya se sabía un poquito cuál iba a ser el final y gente que por las circunstancias no podían estar con familiares ni con nadie y al final el personal sanitario tuvo que asumir esa parte de hacer de familia y compañía. Hay que pensar que algo nos haya enseñado para el futuro y que no se va a olvidar nunca”. Además, siendo ciega y teniendo prohibido el tacto se le hicieron aún más duras que al resto las medidas tomadas: “Imagínate de repente tanto dentro del trabajo como fuera de él aparecen medidas que a cualquier persona con discapacidad le han afectado más. Por ejemplo, vas por una estación y hay unas flechas en el suelo para el flujo de caminar y si no las ves no sabes y a veces la gente te dice que vas por donde no debes o mamparas en un montón de sitios y al principio es un poco complicado”.

Mostrando su medalla de oro junto a otra campeona en Tokio: Sandra Sánchez

Justo antes del inicio del confinamiento Susana acababa de estrenar una guía: “Los deportistas de apoyo o guías son los que hacen posible que podamos competir en determinadas modalidades los deportistas con discapacidad visual y,sobre todo, lo más difícil, que es sacar adelante el trabajo de todos los días. Al final la competición es un día, pero entrenar entrenas todos los días del año. Son personas que no solo te acompañan compitiendo, sino en el día a día en la villa o en la vida diaria. Voy de aquí para allá con total tranquilidad. Al final son como la otra mitad. En mi caso empezamos durante la pandemia. Nos conocimos en febrero. Sara [Loehr] en principio no iba a ser mi guía para Tokio pero al final por una serie de circunstancias acabó siéndolo y efectivamente hicimos muy poquitas carreras juntas antes de los Juegos, cinco en concreto. Lo que pasa es que entrenamos muchísimo todos los detalles y por eso aun a pesar de haber competido muy poco juntas pudimos sacar en los Juegos la carrera perfecta adelante”.

El confinamiento y los meses previos a los Juegos de Tokio fueron duros para Susana Rodríguez, pero siempre supo cuáles eran sus prioridades: “Desde el principio tuve muy claro que en esos meses mi prioridad era el trabajo. No me agobiaba pensar que no iba a haber Juegos porque no era la primera prioridad, sino la salud de la sociedad en general. Circunstancias personales ya que me diagnosticaron una cardiopatía hicieron el camino un poco más complicado, pero por suerte estoy rodeada de un equipo muy bueno que no lo podría tener mejor: mi entrenador, mis guías, mi psicóloga deportiva…También ellos se llevan mi medalla. Estoy segura que de no haber sido por ellos yo no habría llegado adonde llegué. Para mí una clave importante del 28 de agosto de llegar como llegué a los Juegos fue haber hecho trabajo mental”.

Hasta que llegó por fin a su cita con los Juegos Paralímpicos de Tokio, donde participaría en paratriatlón y en atletismo: “La verdad es que fueron unos Juegos raros por todo el tema de la pandemia. Ya fuimos con una burbuja previa de quince días, los test, etc. pero al final los Juegos son los Juegos y yo creo que no pierden su magia y eso es lo grande de los Juegos que, aun a pesar de estas circunstancias, sigan uniendo tanto al mundo”. En atletismo adaptado consiguió la quinta posición en la carrera de 1.500 metros pero la mayor alegría se la dio el triatlón, ganando el oro: “A nivel deportivo fueron una pasada porque quedé quinta en Río y en cuanto crucé la meta me propuse querer una segunda oportunidad y llegar a ella mejor. La verdad es que estos cinco años trabajé mucho y no siempre las cosas salen en el día apropiado. Estoy feliz porque al final a lo mejor estas cosas solo pasan una vez en la vida. Ganar la medalla fue un alivio, como que ahora lo veo todo con más perspectiva. Era como ese sueño que es un sueño y que trabajas para él pero que al final es muy poco probable que se cumpla. Hay muy pocas medallas y mucha gente que lucha por ellas. Esta medalla es un motivo para seguir trabajando y que cuando lleguen momentos difíciles acordarte de esto y decirte “Si trabajo las cosas llegan”. Es algo que me va a valer en el futuro para recurrir cuando haya momentos difíciles, que los va a haber”.

En París 2024 quiere estar. En el año de inicio del nuevo ciclo sigue estando muy arriba, en lo más alto, pues se ha proclamado campeona mundial y europea en 2022, dos más de las muchas medallas en su abultado palmarés. Susana apostilla: “Ganar los Juegos es lo máximo que podemos soñar y vivirlo supera todo lo que pueda haber en tu cabeza antes. Al final es como que sale a relucir todo el trabajo de tu vida dedicada al deporte desde hace mucho tiempo”.

Foto de OIS/Joe Toth

Un comentario

  • Virginia

    Tiene más valor aún su participación, hay mucho deportista enorme en España y desgraciadamente no tienen la epercusión y el premio que realmente merecen. Espero que en Paris consiga lo que desea.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.