Camino a Tokio,  Entrevistas

RAY ZAPATA: “IRÉ A POR TODAS EN TOKIO 2020”

Ray Zapata tiene una cuenta pendiente con la cita olímpica. Sus primeros Juegos fueron los de Río. Hasta allí acudió con la vitola de una entonces reciente medalla de bronce mundial, amén de otras numerosas en pruebas de la Copa del Mundo. Pero el oriundo de Santo Domingo adoptado por las Islas Canarias no llegó a la final de suelo en Río, cuando todos esperaban incluso la medalla. Toca resarcirse. ¿Lo logrará en Tokio 2020? Cinco años de lucha en el más largo ciclo olímpico podrían tener, por fin, su recompensa. Nos cuenta el propio gimnasta: “He superado una serie de lesiones en este ciclo olímpico. Ojalá pueda entrar en la final de suelo y luchar por medalla, pero es un objetivo secundario, pues prima el equipo”. Raiderley reconoce que “el cambio de clasificación de cara a Tokio a mí me beneficia”.

Aunque pueda resultar un tema doloroso para él, toca hablar de lo que pasó en Río: “Mi sueño de pequeño era ir a unos Juegos Olímpicos, ya fui, cumplí mi sueño, el más grande, de hecho. No solo fui, fui con opciones de conseguir algo grande. No pudo ser, fui muy novato, fue poco tiempo para lograr una medalla olímpica, algo que lleva mucho más trabajo”. Seguimos hablando de Río 2016: “Mucha gente cree que fui decepcionado de Río por no haber conseguido la medalla, pero llevaba sólo tres años compitiendo a alto nivel. Parece que llevo toda la vida, pero acababa de llegar, no creo que sea para decir que fue una decepción. Al haber conseguido un tercer puesto mundial en 2015 hubiera sido normal haber conseguido una medalla olímpica, pero nunca se sabe lo que va a pasar y menos en la gimnasia, un deporte en el que en una milésima de segundo se te puede ir todo. Hay que estar muy preparado, que la suerte acompañe, que los jueces, el ambiente, que te levantes bien ese día…y si todo eso pasa a favor seguramente pase el milagro. No me fui triste de Río, sino muy contento porque ya había cumplido mi sueño. Mi familia estaba en las gradas, que eso para mí me llenó”.

Seguro que aprendió de las lecciones que le dio su primera experiencia olímpica, lecciones que podrá aplicar en Tokio para mejorar su prestación: “Ahora estoy mucho más experimentado y afrontaré Tokio de una forma distinta. Iré a por todas realmente, porque creo que se puede conseguir. Si me acompaña la suerte ojalá pueda traer a España una medalla”. Y eso que el sistema de clasificación para estos Juegos no solo se ha alargado, sino que se ha complicado debido a la cancelación de numerosas pruebas que otorgaban puntos para el ránking a tomar en cuenta de cara a los Juegos. La confirmación para ir a Tokio 2020 llegó algo tarde, pero llegó. “Ahora me tomo los nervios y la presión de otra forma. Suelo responder bien ante la presión, me gusta. Si eres un deportista de alto nivel tienes que tener ese espíritu de competitividad, de superar retos y conseguir metas”. Lo curioso es que este gimnasta, nacido en 1993, ha tenido que superar más dificultades de las que nos podemos imaginar: “Antes de empezar a competir me decían que yo no valía para la gimnasia. He tenido que trabajar mucho para demostrarme a mí mismo, no al resto de personas, de que sí, de que soy un gimnasta, de que llevo varias medallas en Mundial, Europeos, Copa del Mundo y he estado en unos Juegos Olímpicos y voy a por otros. Decían que no se podía y ya he hecho bastantes cosas. Ahora mi objetivo personal es Tokio”.

Se ha preparado a conciencia para esta cita olímpica. Por una parte se apuntó a la liga alemana para mejorar: “He competido en la liga alemana, lo que me ayuda muchísimo en mi preparación hacia grandes campeonatos, me ayuda a estar durante todo el año en una linea de forma bastante buena. Te curtes más en la competición, además de conseguir un premio, un incentivo. Es otro ambiente totalmente distinto, algo más relajado. Todo ayuda”. Por otra, ha creado un nuevo salto, que llevará su nombre, para aumentar la dificultad en su ejercicio de suelo: “Es una evolución del `Zapata´ para buscar dos décimas más de dificultad de cara a los Juegos de Tokio y me sirva para pelear las medallas”. A Tokio llega como número 1 del mundo en su especialidad preferida, el suelo, aunque también participará en salto y anillas. A la capital japonesa irá también siendo reciente padre de una niña que ha llamado, no podía ser de otra forma, Olimpia.

Ray Zapata es embajador de Lanzarote a través de European Sports Destination y Cabildo de Lanzarote.

Actualización: Ray Zapata conquistó la medalla de plata en suelo en los Juegos de Tokio 2020

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.