Camino a Tokio,  Entrevistas

CLEMENS WICKLER & JULIUS THOLE: “ECHAREMOS DE MENOS AL PÚBLICO, ES PARTE DE LA CULTURA DEL VÓLEY PLAYA”

Clemens Wickler y Julius Thole forman una de las parejas de vóley playa clasificadas para Tokio 2020. Ganaron en 2019 la plata en el Mundial disputado en la ciudad natal del segundo, Hamburgo, una ciudad que se ha entregado a este, su deporte. Así se vio durante la celebración de dicho Mundial y así nos lo confirma la propia pareja alemana: “En Hamburgo tenemos una gran afición por el vóley playa. En el Mundial tuvimos 12.000 espectadores desde los cuartos de final. Phil Dalhausser [campeón olímpico] dijo que había sido el estadio de vóley playa más ruidoso en el que había jugado nunca, eso lo dice todo. Hay una cultura muy maja en Hamburgo hacia este deporte. El estadio está muy bien, toda la ciudad está conectada con este deporte, los campeonatos se organizan muy bien…”.

Los de Tokio serán sus primeros Juegos Olímpicos. Así los ven estos jugadores germanos: “Son nuestros primeros Juegos Olímpicos. Es genial poder ir a unos Juegos. Estamos deseando jugar, aunque serán unos Juegos diferentes, pero creo que una vez estemos jugando serán algo especial. Los Juegos siempre son algo especial y lo seguirán siendo en esta ocasión”. El público juega particularmente un papel esencial en el vóley playa, que se ha convertido en todo un show, especialmente en las pausas, donde la participación de los espectadores, lo más ruidosos posible, es ya casi un elemento esencial. Sobre la ausencia de público en los Juegos de Tokio nos comentan: “Echaremos de menos al público. Es parte de la cultura del vóley playa el ánimo de unos fans que gritan y apoyan. Es realmente decepcionante que no haya gradas llenas, pero yo creo que todos los jugadores entendemos completamente la situación. El Covid es duro para todos y las restricciones son necesarias. Estamos felices de jugar. Los organizadores de los torneos que se han desarrollado en estos tiempos complicados han hecho un trabajo excepcional”.

Su valiosa medalla de plata en un reciente Mundial les coloca dentro de la lista de posibles aspirantes a subir al podio en los Juegos. Ríen al plantearles la cuestión y, ya más serios, contestan: “No pensamos en medalla en Tokio. Sólo pensamos en estar en la mejor forma posible. Jugaremos lo mejor que podamos y veremos qué pasa. Por supuesto que aspiramos a ganar todos los partidos”. Sobre cómo han preparado estos Juegos especiales, con restricciones y confinamientos en los meses previos, nos cuentan: “Desde octubre hasta febrero entrenamos yo creo que a un nivel muy alto. Clemens tuvo un lesión en primavera, lo que cortó de alguna manera nuestra preparación. Pero todo ha salido bien y pudo volver a las pistas. El año 2020 fue duro para todos los deportes. Nosotros tuvimos sólo un torneo internacional. Está bien volver a cierta normalidad”.

Quién sabe si de haberse celebrado los Juegos de Tokio en las fechas previstas de 2020 esta dupla alemana, con una medalla mundial el año anterior, podría haber tenido más seguridad ante una medalla. La casi ausencia de torneos internacionales previos a la celebración de los Juegos deja una incógnita grande sobre su estado de forma y el de sus rivales: “Nuestra medalla de plata en un Mundial nos da mucha confianza. Sabemos que podemos competir con los mejores del mundo y podemos batir a cualquiera. Pero la ausencia en los últimos tiempos de competiciones hace que sea difícil saber el nivel nuestro y del resto de equipos”. En cualquier caso, ambos coinciden en que “por supuesto que los Juegos Olímpicos son algo especial, algo en lo que sueñas desde niño”. Ya queda poco para que se despeje la incógnita sobre si Wickler y Thole podrán o no reafirmarse en un podio internacional tras su plata mundial.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.