Camino a Tokio,  Entrevistas

CIAN O´CONNOR, MEDALLISTA OLÍMPICO DE HÍPICA: “PUEDES GANAR COMPETICIONES POR TODO EL MUNDO, PERO LOS JUEGOS OLÍMPICOS SON ALGO DIFERENTE”

Cian O´Connor es un héroe en su país, Irlanda, ya que el país de la llamada Isla Esmeralda no es pródigo en medallas olímpicas. En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 este jinete que compite en el concurso de saltos ya se convirtió en una celebridad en su patria al hacerse con la única medalla olímpica de Irlanda en esa edición, además de oro. Sin embargo, semanas más tarde le fue despojada la medalla al descubrirse que su caballo, Waterford Crystal, había dado positivo por una sustancia prohibida. La medalla voló a otras manos, aunque posteriormente la Federación Ecuestre Internacional reconoció que O´Connor no había intentando deliberadamente alterar la actuación de su caballo.

Cian O´Connor tuvo que esperar dos ediciones olímpicas para poder saborear la obtención de una medalla. Y lo hizo además en la prueba individual, más difícil de conseguir que la prueba por equipos. El jinete irlandés nos cuenta en medio de su participación en Madrid en la Longines Global Champions Tour, uno de los eventos hípicos más prestigiosos del circuito, cómo vivió su medalla olímpica en los Juegos de Londres 2012: “Mi medalla de bronce individual en Londres fue muy especial. Vine a Madrid en 2011 y vi el campeonato de Europa. En él vi saltar al caballo Blue Lloyd con un jinete noruego. Se trataba de un caballo pequeño con un gran corazón. Poco después compré ese caballo, apenas ocho meses antes de los Juegos Olímpicos, con el plan de llevarlo allí tras ponerlo a punto. En Aachen no derribó ningún obstáculo, en la Copa de Naciones, así que pudo ir a los Juegos y el resto es historia. Acabó allí tercero, es fantástico. Puedes ganar competiciones por todo el mundo, pero los Juegos Olímpicos son algo diferente. Llegan al hombre de la calle. La medalla olímpica es en sí misma una valiosa moneda. Siempre esperas hacerlo lo mejor posible y ganar una medalla, pero todo estaba en contra de que yo ganara una medalla en Londres 2012, aunque tenía un estupendo caballo. Enseguida desarrollamos una relación de binomio estupenda, había algo especial en él”. Este caso es una muestra más del buen ojo que tiene este jinete en distinguir las posibilidades de un caballo joven, algo por lo que es reconocido en el circuito: “Depende un poco de la suerte el elegir los caballos. Algunos funcionan muy bien y otros no tanto. Siempre tratas de comprar un buen caballo con una buena actitud, caballos que sea fácil montar y que te permitan que los entrenes. He tenido bastante suerte con los caballos que he escogido en mi carrera. Creo que este caballo [actual que monta], Kilkenny, es muy especial, es de raza irlandesa y ha sido montado por un jinete portugués. Lo elegí en septiembre de 2020. Tiene sólo nueve años y ya tiene un nivel alto, ha sido ya tercero en una prueba. Estoy muy emocionado con él”.

Foto de cianoconnor.com

Tras un extraño año vivido debido a la pandemia Cian O´ Connor espera con expectación los Juegos de Tokio 2020: “Estoy deseando que lleguen los Juegos de Tokio. Espero que tengan lugar. Hemos pasado por un periodo difícil los últimos meses debido al Covid así que tenemos suerte de que se estén celebrando eventos como este de Madrid y podamos competir. Los Juegos Olímpicos son algo realmente importante para mí, algo en lo que siempre he trabajado con ilusión. Cuando tenía 24 años participé en mis primeros Juegos, en Atenas, y gané una medalla de bronce ocho años más tarde, en Londres, así que será especial volver este año. Tengo dos caballos muy buenos, así que confío en que sigan teniendo buenos resultados y puedan ser seleccionados. Los jinetes irlandeses tienen mucha calidad, han tenido muchos éxitos por todo el mundo, así que espero que formemos un buen equipo que tenga buenas posibilidades de obtener una medalla”.

Participar en las pruebas disputadas en mayo de 2021 en Madrid le pueden servir al jinete irlandés de preparación doble de cara a los Juegos, ya que el diseñador de la pista ha sido el mismo encargado del diseño de la pista olímpica en Tokio: “Siempre esperamos obtener también una medalla a nivel individual, pero es más fácil hacerlo como equipo. Este año han cambiado las reglas. Se empieza con la competición individual. También es muy interesante que en el evento de Madrid hemos tenido el mismo diseñador del circuito, el español Santiago Valera, que será el que haga el diseño en Tokio. Así que es interesante que podamos ver aquí si está experimentando con diferentes líneas y combinaciones, por lo que tomamos nota del tipo de diseño que crea; puede que esté ensayando de cara a Tokio”. Debido a la situación que está viviendo el planeta entero, este medallista olímpico da una especial importancia a la celebración de estos Juegos Olímpicos: “El mundo vive ahora una situación dura con la pandemia; mucha gente ha sido afectada por ella. Somos afortunados en el deporte por poder continuar compitiendo, aunque sea de una forma diferente, a puerta cerrada, pero debemos sacar lo mejor de la situación y hacer lo mejor que podamos nuestra labor y que nuestro país esté orgulloso de nosotros”. El espíritu olímpico y la seriedad y profesionalidad en su trabajo es algo que no le ha abandonado nunca, como demuestra esta anécdota que vivió en los Juegos de Río: “En los Juegos de Río era el 36º y sólo entran en la final los 35 mejores. Recuerdo levantarme a las 6 de la mañana el día de la final y mi mujer preguntándome “¿Adónde vas?” y yo diciéndole “Voy a por los caballos”, pero ella me decía que no me tocaba ir a la final. Como hay un chequeo veterinario en el último momento pensé que nunca se sabía si a lo mejor tenía la oportunidad y, en efecto, el último caballo del equipo sueco tuvo una pequeña lesión y no pudo participar, así que entré en la final. Luego la gente me preguntaba cómo pude prepararme para unos Juegos Olímpicos en dos horas y les contesté: “Me he estado preparando ocho años”.

Abordamos con Cian otra de sus facetas profesionales: su prestigio como entrenador. Modestamente, nos contesta: “No sé si soy un entrenador prestigioso, lo intento. Tengo varios alumnos muy buenos. Nicole Walker es miembro del equipo de Canadá, ha tenido muchos éxitos. Tengo a una familia llamada Wachman, son tres hermanos irlandeses de 17, 16 y 14 años y lo han hecho realmente bien en Florida. Es agradable ayudar a otras personas, verles mejorar y desarrollarse, especialmente esos chicos, que trabajan realmente duro, lo que facilita mi trabajo”. Queda esperar si Kilkenny responde en Tokio como confía Cian O´Connor y consigue otra medalla para el escaso botín olímpico irlandés.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.