Estadios Olímpicos

ESTADIOS OLÍMPICOS 9: EL OLYMPIASTADION DE HELSINKI 52

El estadio olímpico de Helsinki se creó en los años 30 porque la capital finlandesa había sido designada para hospedar los Juegos Olímpicos de 1940, que no llegaron a celebrarse a causa de la II Guerra Mundial. Así, los arquitectos locales Yrjö Lindegren y Toivo Jäntti realizaron un diseño en estilo funcionalista finlandés. El estadio comenzó su construcción en 1934 para acabarla cuatro años más tarde. Finalmente, tuvo que esperar más de una década para albergar unos Juegos: los de 1952. Durante esos Juegos el estadio alcanzó su máxima capacidad de espectadores hasta llegar a los 70.000. Además de las pruebas atléticas y de la final del torneo de fútbol en el estadio se celebraron durante esa cita olímpica las pruebas de saltos hípicos.
Foto HS

Destaca en el estadio su torre, que alcanza una altura de 72.71 metros, medida escogida por ser la exacta medición del lanzamiento de jabalina que le dio el oro al atleta local Matti Järvinen en los Juegos Olímpicos de 1932. La torre, además, ofrece las mejores vistas sobre Helsinki. El interior del estadio contiene un albergue juvenil y el museo olímpico de Finlandia, mientras que en las cercanías del estadio, justo en su exterior, destaca la estatua dedicada a la leyenda olímpica (y finlandesa) Paavo Nurmi. El estadio ha albergado, entre otros grandes eventos, dos mundiales de atletismo: los celebrados en 1983 -los primeros de la historia- y los de 2005. Para estos últimos se sometió a una remodelación en los años 90. Este estadio es también la sede de la selección nacional finlandesa de fútbol.

Foto HS

Este recinto ha sido nuevamente remodelado durante el periodo que va de 2016 a 2020, siendo reabierto en agosto de 2020 con mejoras y utilizando materiales más sostenibles. Su capacidad actual es de 36.200 asientos, aunque pueden llegar a albergar 50.000 espectadores en conciertos. Precisamente los nuevos asientos, de madera, se han hecho a semejanza de los originales, pero la diferencia es que ahora todas las gradas han sido cubiertas y estarán a refugio de la lluvia. Lo novedoso en el nuevo techo es que varía según cambia la luz. Se ha utilizado madera inflamable tanto en los asientos como en la cubierta. La cubierta también utiliza acero y, de hecho, ha ganado un premio como mejor construcción hecha con este material en 2019.

Foto HS

No solo ha ganado el estadio una nueva cubierta, sino que se ha añadido un nivel subterráneo que contiene pistas de entrenamiento a cubierto para la práctica de diversos deportes, incluyendo el atletismo. De esta forma se podrán incluso realizar competiciones en invierno. Se han usado materiales duraderos, como el vidrio y el cemento blanco. El nivel subterráneo no deja de tener luz exterior, pues se han dejado unas aperturas. Otra mejora ha sido multiplicar los puntos de venta de entrada (hasta 150 taquilleros en total)

No queremos olvidarnos de una anécdota en torno a este estadio. En marzo de 2007 se avistó a un águila-búho euroasiática viviendo en el recinto. Durante un partido de fútbol clasificatorio para el Europeo de 2008 que se celebró aquí el 6 de junio de ese mismo año el ave causó una pausa de diez minutos en el partido al colocarse en un poste de una de las porterías. Más tarde fue nombrada “Residente de Helsinki del año”.

Foto HS

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.