Concienciados olímpicos

SEBA JOHNSON: LA ESQUIADORA DE RÉCORD QUE RENUNCIÓ A UNOS JUEGOS OLÍMPICOS POR SUS PRINCIPIOS

Seba Johnson es una persona peculiar y única. Con una marcada personalidad desde siempre, ha llegado a renunciar a participar en unos Juegos Olímpicos por sus convicciones. Antes de llevarlo a cabo ya había hecho historia aunque no fuera gracias a sus resultados deportivos. Nacida en las Islas Vírgenes de Estados Unidos hija de padre perteneciente a la tribu tutsi de Burundi y madre estadounidense, Seba pasó su infancia viajando por numerosos países hasta trasladarse al estado de Nevada, donde comenzó a esquiar a los siete años de edad. A los 14 ya representaba a las Islas Vírgenes en unos Juegos Olímpicos. Se convertía así en la esquiadora más joven en hacerlo en la historia de los Juegos. Ocurrió en las pruebas de Super-G y gigante de los Juegos de Calgary. El hito histórico era doble, porque al de su -escasa- edad se unía el de ser la primera esquiadora de raza negra en ser olímpica en esquí alpino. En Calgary, además, tuvo el honor de ser la abanderada del minúsculo país que representaba. Un año más tarde conseguía un nuevo logro al ser la primera esquiadora negra en entrar en el top 30 en una competición internacional.

Seba Johnson volvió a ser olímpica en la siguiente cita, la de Albertville 92, esta vez en las pruebas de Gigante y Eslálon. Su carrera olímpica acabaría allí puesto que, aunque clasificada para tomar parte en los Juegos de Lillehammer de 1994, se negó a participar al retomar Noruega la caza de ballenas para uso comercial. Ese es uno de los momentos en los que Seba impuso sus convicciones y demostró su acusada personalidad. Porque tanto o más importante para esta olímpica es su actividad competitiva como sus principios de vida, de los que es firme defensora. Seba se declara “vegana desde el nacimiento” y animalista convencida. Lleva años dedicando su tiempo y esfuerzos en campañas en la defensa de sus ideales. Sin ir más lejos, no dudó en arriesgar la descalificación -que finalmente se produjo- en una carrera que tuvo lugar en 1989 por negarse a usar la equipación que contenía un parche de cuero. Sus principios estaban por encima de todo y los iba a respetar.

Foto de Smithsonian Museum of African American History and Culture

Activamente ha tomado parte en acciones como la petición al COI para que obligue a Japón a acabar con la caza de ballenas y delfines antes de los Juegos de Tokio 2020. En otro orden de cosas, también se expresó públicamente contra los Juegos de invierno de Sochi por la homofobia de las autoridades rusas.

Quien la conozca sabe de su activismo en pro de la dieta vegana, de la que es radical defensora. Afirma que desde que dejó de amamantarse de bebé no ha tomado una sola gota de leche ni ningún otro producto lácteo enfrentándose a las afirmaciones sobre los beneficios de la leche en adultos, negándolos basándose en la observación del resto de animales, ninguno de los cuales sigue tomando leche tras el periodo de la lactancia. Se basa también en su propia experiencia, pues según afirma ni ella ni su hermana, educadas en la alimentación vegana desde el primer momento, padecieron tantas enfermedades de niñas como las sufridas por sus compañeros de clase.

Johnson, que se retiró tempranamente en 1992 en parte (según afirma) por haber experimentado racismo, se graduó en la universidad de Harvard y se ha dedicado casi por entero en educar a la juventud en asuntos de salud y de bienestar animal, así como en el respeto a los animales y los beneficios que aporta una alimentación vegana. Interviene activamente en charlas, medios de comunicación y ha escrito su propio libro sobre esta materia. También ha dado clases de esquí de forma voluntaria a niños. Sus actividades se completan con su intervención en anuncios. Actualmente también persigue una carrera ante las cámaras como actriz, por lo que se ha trasladado a Los Ángeles.

Como curiosidad decir que sus esquíes están expuestos en el prestigioso museo Smithsonian sobre la cultura e historia de los afroamericanos.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.