Heroínas olímpicas

DANIELLE SCOTT: UNA LEYENDA DEL VOLEIBOL HERIDA GRAVE DEFENDIENDO A SU HERMANA DE UN ATAQUE

Danielle Scott tendría que ser protagonista de artículos y artículos en su honor por sus habilidades, éxitos y triunfos en el mundo del deporte, en concreto, del voleibol. Pese a ostentar récords como el de participación en cinco Juegos Olímpicos consecutivos (los que van de 1996 a 2012), cifra sólo igualada por otros cuatro jugadores de voleibol –hombres o mujeres- en la historia, y de haber conseguido dos medallas olímpicas (sendas platas en Pekín 2008 y Londres 2012) de repente sonó su nombre hace unas semanas por una incidente muy a su pesar. La ya ex jugadora había sido gravemente apuñalada durante un incidente doméstico al intentar defender a su hermana, quien finalmente falleció. El marido de su hermana Vallery agredió con un cuchillo a su esposa y, de paso, hirió también gravemente a Danielle y con menor levedad a su propia hija. El asesino entró en un momento de cólera y comenzó a apuñalar a Vallery. Cuando Danielle salió en su defensa intentando quitarle el cuchillo, recibió cuchilladas en piernas y manos, hasta el punto de tener que ser operada de urgencia. Una de las heridas se quedó a milímetros de una arteria. Danielle llegó a desmayarse por la cantidad de sangre que perdió. Una compañera de Danielle Scott con la que había compartido tres Juegos Olímpicos abrió con éxito una cuenta para recaudar fondos para pagar los costosos gastos médicos de la medallista olímpica, así como para el funeral de su hermana.

Es triste que esta jugadora, de un calibre tal que entró en el Salón de la Fama de su deporte, tenga que ser conocida por este luctuoso incidente. Porque Danielle no se mantuvo en la élite tantos años por casualidad. Aprovechemos este lamentable hecho para darla a conocer un poco más. Danielle Scott tiene el mérito de haber formado parte durante tantos años de una selección potente -Estados Unidos-, y además individualmente contribuyó en gran medida a los éxitos de su selección. Sin ir más lejos, fue nombrada la mejor bloqueadora de los Juegos de Sidney 2000, donde alcanzó la cifra de 33 bloqueos. En el Grand Prix Mundial de 2001 fue considerada la mejor jugadora y fue ella la que lideró al equipo de Estados Unidos a conseguir la plata en el Mundial de 2002 siendo nombrada, de nuevo, la mejor bloqueadora del planeta.

Después de perderse toda la temporada de 2010 debido a la maternidad se recuperó de tal manera que se reincorporó a lo grande en el Team USA del Grand Prix de 2011, donde se proclamó campeona junto a sus compañeras. Su calidad era tal que fue seleccionada para participar en una edición más de los Juegos Olímpicos cuando contaba ya con 39 años. Aunque en Londres 2012 fue fundamentalmente una reserva, su experiencia y veteranía se mostraron claves para encaminar a su equipo hacia una final olímpica, que perdieron finalmente ante la poderosa selección brasileña.

Danielle totalizó 19 años de exitosa carrera, con numerosas medallas tras disputar 420 partidos como internacional. Seguro que la fuerza mental que le impulsó en toda su larga carrera para mantenerse a gran nivel fue la que demostró, instintivamente, en la defensa de su hermana en el ataque recibido.

Foto de FIVB

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.