Entrevistas

JAVIER FERNÁNDEZ: “HAY QUE SER INTELIGENTE PARA SABER CUÁNDO HAY QUE DEJAR LA COMPETICIÓN”

Es uno de los deportistas más queridos y admirados no solo de su país, España, sino de los seguidores en general del deporte que practica, el patinaje. Sus fans japoneses muy posiblemente superen en número a los procedentes de su propio país, y eso que sus máximos rivales son precisamente nipones. Javier Fernández lleva una trayectoria larga y fructífera, llamando la atención con su particular estilo que ha conseguido siempre llevarse de calle al público. Su nivel artístico, tan importante en su deporte, ha estado siempre entre los más altos, atrayendo incluso a los no iniciados en su técnica –por otra parte- especialidad.

Pese a su juventud (27 años) se acerca el momento de su retirada, una vez logrado el objetivo principal, a la par que sueño, de una medalla olímpica, en su caso el bronce en los Juegos de Pyeongchang. Tres veces olímpico (en Vancouver, Sochi y el citado Pyeongchang), una vez abanderado y un doloroso aunque más que meritorio cuarto puesto olímpico era el bagaje del patinador madrileño hasta conseguir la medalla que le coloca en el palmarés olímpico.

Para los Juegos de Pyeongchang aplicó otra estrategia respecto a los anteriores de Sochi, donde ya esperaba medalla. Entonces acudió con tiempo –entre otras razones, porque desfilaba como abanderado en la ceremonia de inauguración-, mientras que a la localidad surcoreana llegó ya empezado el torneo olímpico. El cambio de táctica le dio resultado: “Yo creo que no se entrena al mismo ritmo cuando estás en unos Juegos Olímpicos en la villa olímpica una semana o diez días antes de competir que entrenando en casa donde tienes a todo tu equipo. Apostamos esta vez por ir un poquito más tarde a los Juegos y estar el tiempo justo antes de la competición para poder estar más tiempo en Toronto y poder entrenar durante más días al más alto rendimiento. Noté de esta manera diferencias, como los días en los que se está en la villa olímpica en los que tú estás disfrutando de ese momento pero también te genera día tras día esa sensación de que estás en una competición, que estás en unos Juegos Olímpicos”.

Pese a la presión que sentía, tras casi la “obligación” de conseguir medalla en los que muy posiblemente iban a ser sus últimos Juegos Olímpicos, Javier Fernández nos confiesa que vivió los de Pyeongchang “con mucha ilusión. Es cierto que nuestro reto era ese, el conseguir una medalla olímpica y lo hemos conseguido. Yo entrené para conseguir la medalla de oro pero estoy muy contento de la competición”. El madrileño añade: “Había presión, por supuesto, porque son unos Juegos Olímpicos. Yo creo que todos los deportistas que están en unos Juegos Olímpicos tienen presión. Llevamos muchos años de trayectoria”. Y es que, como no podía ser de otra manera, además “estos Juegos tuvieron una competición de muy alto nivel”.

Objetivo de medalla olímpica conseguida pero ¿se esperaba Javi Fernández medalla de otro metal?: “Yo creía que iba a conseguir la plata después incluso de mi programa largo. No fue así: los jueces pusieron al otro japonés –Shoma Uno- segundo y a mí me pusieron tercero. Objetivo, por supuesto conseguir una medalla olímpica. El color es bronce, pero no fue la plata. No pasa nada”.

Su programa de exhibición más mítico

Tras la medalla olímpica lo que ya es más que seguro es que Javier Fernández no acudirá a la próxima cita olímpica y sus razones para no hacerlo son claras: “No voy a ir a Pekín…cuatro años más…no. Este deporte es así. Prácticamente todos los que están en el top 10 son muchísimo más jóvenes que yo. Al medalla de oro en los Juegos Olímpicos Yuzuru Hanyu le saco como cuatro años. Este deporte es poco longevo y ves que las nuevas generaciones están muy bien preparadas y suben en el ránking mundial y también hay que ser inteligente de ver cuándo hay que dejar la competición”. Y es que, pese a su juventud, Fernández lleva 21 años patinando “y he conseguido mis dos medallas de oro en el Mundial, otras dos de bronce, bronce olímpico y seis campeonatos de Europa, que esperamos que sean siete. Yo me he quedado muy satisfecho con mi carrera”.

En el año postolímpico, que muchos otros campeones han dedicado a descansar, Javier Fernández se centrará en un nuevo campeonato Europeo, así como su espectáculo “Revolution on Ice”, que ya creó hace dos años y este de 2018 está llevando por varias ciudades españolas. Se trata de un hito inédito en España al traer a los mejores campeones de este deporte, entre los que se encuentras campeones y medallistas olímpicos como Evgeni Plushchenko, Yuna Kim, Gabriella Papadakis&Guillaume Cizerone, Jeffrey Buttle, etc. combinados con lo mejor de la música española. Un esfuerzo para llevar su deporte a localidades que incluso nunca han gozado de la fortuna de contemplar en directo tan espectacular deporte. Según palabras del propio campeón “queremos impulsar  y fomentar la captación de turistas a través de esta modalidad de experiencia y evento. Nuestro objetivo es hacer vibrar al público con un show revolucionario” y resume el concepto con esta frase: “Traemos mi mundo, lo traemos aquí para que todos puedan ver lo que sentimos cuando estamos en el hielo”. Quién sabe si viéndolo en directo algún joven espectador no se aficione y se convierta en un “futuro Javi Fernández”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.