Heroínas olímpicas

AN SAN: LA ARQUERA TRICAMPEONA OLÍMPICA QUE FUE CRITICADA POR LLEVAR PELO CORTO

An San hizo historia en los Juegos de Tokio 2020. Con solo 20 años se convirtió en la primera arquera en ganar tres oros en unos mismos Juegos, todos los posibles. Lo hizo en la prueba individual, en la de equipos femeninos y por equipos mixtos. Además en la individual femenina rompió un récord olímpico que ya duraba demasiado, desde la edición de 1996, consiguiendo 680 puntos. Esta entrada en los anales olímpicos no la convirtió en objeto de titulares en la prensa de su país y del resto del mundo, sino un hecho mucho más banal y hasta ridículo: las críticas en masa por llevar el pelo corto.

Dichas críticas, en forma de miles de mensajes, procedían de su propio país, una Corea del Sur que, no en vano, ha bajado espectacularmente en los últimos años en el ránking del Informe Global de Brecha de Género, ocupando el 102º puesto de 156. A San algunos de sus compatriotas la calificaron de llevar un peinado “demasiado feminista”, subrayado por el hecho de que estudiaba en una universidad de mujeres. Incluso se llegó a afirmar en un lamentable y desafortunado comentario que “No te entrenamos ni dimos de comer con el dinero de nuestros impuestos para que hicieras actos feministas”. Afortunadamente la arquera no entró al trapo, negándose a hablar de aspectos que no fueran los meramente deportivos, añadiendo, eso sí, que simplemente llevaba el pelo corto “porque es más cómodo”. Pero en su rescate acudieron miles de personas en forma de comentarios en su defensa en redes sociales y publicando alrededor de 6.000 fotos de mujeres con el pelo corto dentro de una campaña que llegó a ser tendencia en Twitter con el hashtag #women_shorcut_campaign. También realizó declaraciones a su favor una diputada de su país, la cual en su día también fue criticada por una razón tan trivial a la par que machista como el llevar vestido al Parlamento. La federación de tiro con arco de su país también aseguró que “harían todo lo posible para apoyar a la deportista”, ante la avalancha de solicitudes hacia la propia federación para que hiciera algo al respecto.

Foto de Reuters

Cuesta creer que incluso algunos de sus compatriotas llegaran a pedir que “pidiera perdón” y devolviera sus títulos olímpicos, ganados en buena lid. Lo único positivo de esta lamentable prueba de misoginia ha sido la respuesta solidaria hacia la atleta que se produjo, en cuestión además de minutos. Por desgracia An San no ha sido la única víctima de críticas tan cerriles, pues en esos mismos Juegos de Tokio 2020 otra deportista surcoreana -Park Hee-moon– fue asimismo insultada por su peinado.

Es lamentable que el indudable hito deportivo conseguido por la joven San se viera en parte empañado por unas críticas sin sentido. Preferimos hablar de su remontada en el torneo individual cuando iba 5-3 por debajo de la rusa Elena Osipova. Cuando consiguió empatar a 5 la surcoreana logró un 10 perfecto, frente a un 8 de la rusa. También preferimos comentar otro hecho extraordinario que protagonizó en Tokio 2020, exclusivamente deportivo. Sucedió en las semifinales del equipo mixto, algo insólito: una flecha suya dio en el centro de la ya lanzada por su compañero Kim Je-deok. Posteriormente las flechas fueron donadas al Museo Olímpico del COI en Lausana junto a sus uniformes.

An San y su valía deportiva está por encima de toda polémica, aunque debamos subrayar que las lamentables críticas por una parte son el eco de una sociedad enferma y por otra trajeron el aspecto positivo de ser contestadas en masa con comentarios solidarios hacia la campeona olímpica.

Foto de Olympics.kr

Un comentario

  • Virginia

    ! Que machismo y que idiotez generalizada!,que vaya como le apetezca ir,que se ponga lo que le apetezca ponerse y que se comente sobre sus logros deportivos que es lo único que a la gente le debe importar. Y que se celebren sus medallas. Es un motivo de orgullo para su país. Que no lo empañe la estupidez.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.