Uncategorized

LAËTITIA GUAPO: LA Nº1 DEL MUNDO DEL BASKET 3×3 TIENE HAMBRE DE MEDALLA EN LOS JUEGOS DE PARÍS 2024

El basket 3×3 hizo su debut en unos Juegos Olímpicos en los de Tokio 2020. En ellos tenía puesta su mirada, su cabeza, su corazón y sus sueños la considerada jugadora número 1 del mundo: la francesa Laëtitia Guapo. En ella se cumple lo que es habitual en muchos casos de grandes deportistas: venir de una familia dedicada al deporte. En su caso su padre era futbolista y su madre jugadora de baloncesto.

Hasta el momento lo más usual en los jugadores de esta nueva y urbana modalidad de baloncesto (recordemos algunas de sus características: se juega sólo en la mitad de un campo de baloncesto, con tres jugadores y con partidos de diez minutos de duración, entre otras grandes diferencias con el “baloncesto mayor”) es que provengan del baloncesto en pista, el 5×5 de toda la vida. También es el caso de nuestra protagonista. Así, jugó en varios equipos de baloncesto “tradicional” y, como no podía ser de otra manera, destacó en ellos.

Foto de La Montagne

Laëtitia posee un juego agresivo de ataque y las cualidades físicas ideales para una jugadora de basket 3×3. Podríamos decir que parece hecha para esa modalidad deportiva o el basket 3×3 creado para ella. Esta variante del baloncesto requiere de mucha intensidad, dada la escasa duración de los partidos. Según sus propias palabras “mis cualidades encajan con el estilo del 3×3”. Guapo posee una gran velocidad y resistencia, siendo capaz de correr menos de 10.000 metros (9.3000 para ser exactos) en 35 minutos. Es posible que esa capacidad corredora le venga de su padre, de origen español, que la animaba desde pequeña a correr. 

Cuando aún no se había pasado al basket 3×3 llevaba una vida casi de locura, levantándose a las cinco y media de la mañana para conducir una hora hasta Lyon, donde estudiaba Educación Física. Vuelta para entrenar, comer en su propio coche porque no le daba el tiempo para más y regreso a Lyon para acudir al resto de sus clases. Siendo aún jugadora de baloncesto 5×5 la ofrecieron entrar en la selección nacional francesa de 3×3, ya que ya había probado esta modalidad siendo universitaria, pero renunció porque quería acabar sus estudios. Pero sólo tuvo que pasar un año para que entrara en la selección, ganara su primer título y se convirtiera en la jugadora número 1 del mundo. Cuando alcanzó este logro individual lo primero que hizo fue enviar a su padre, gran animador de su carrera, una captura de pantalla del dato. 

Foto de F. Faugère/L’Équipe

Llegar a los Juegos de Tokio 2020 no fue fácil para la selección gala, que tuvo que superar un preolímpico, pero con ella de líder haciendo todo en el campo: cogiendo rebotes, anotando… la selección francesa no solo se clasificó para los Juegos, sino que en ellos ocupó un más que digno cuarto puesto. Por desgracia no llegó la medalla que sí habían conseguido las Bleu en campeonatos Europeos. Al año siguiente se convertirían en campeonas del mundo con la inestimable aportación de Laëtitia, no en vano fue considerada la MVP de la Copa del Mundo de 2022 y la nº1 del ránking FIBA de 2019 a 2021. Hay que destacar que Guapo no es la única jugadora de valor en su selección, pues los seis miembros que la conforman han llegado a ser en algún momento número 1 mundial.

Ahora le queda un último sueño por coronar: una medalla olímpica y además los próximos Juegos serán en su país. En París 2024 tendrá la edad ideal (29 años) para cumplir su sueño de siempre.

Foto de la FIBA

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.