Concienciados olímpicos

BEN MATES: EL OLÍMPICO QUE AYUDÓ COMO BOMBERO VOLUNTARIO EN LA OLA DE INCENDIOS AUSTRALIANA

El mundo lleva demasiados meses preocupado con la terrible pandemia de coronavirus que domina en el planeta, tanto, que casi nos olvidamos de los devastadores incendios que causaron estragos en el subcontinente australiano entre finales de 2019 y principios de 2020. Los daños y las pérdidas -especialmente las humanas- proporcionaron unas cifras como hacía tiempo no se conocían. ¿Qué tiene que ver eso con el olimpismo? Mucho. Algunos deportistas olímpicos australianos ayudaron muy mucho en las tareas. Hoy hablaremos de uno, dos veces olímpico, que trabajó muy duramente como bombero voluntario: Ben Mates.

Mates, pese a ser un “chico de la playa” (al haber nacido y vivido al lado de la costa) y de haber practicado el surf desde siempre fue olímpico en Juegos de invierno, concretamente en los de Turín 2006 y Vancouver 2010, en la modalidad de snowboard halfpipe. Es verdad que sus resultados no le hicieron destacar precisamente, pero bastante mérito tuvo proveniendo de un país como Australia. Ben empezó a practicar el snowboard a los once años, aunque en sus comienzos se dedicó al bordercross y al Gigante. En su país reinó posteriormente en la modalidad de halfpipe, donde se hizo con el campeonato nacional una y otra vez. Siempre declaró su tremenda ilusión de convertirse en olímpico: “Mi momento de mayor orgullo”, afirmó. Desde que entró en el equipo nacional ser olímpico era su máximo sueño y para ello trabajó duro durante varios años. Y es que Ben Mates salía a las 7:30 de la mañana para practicar en la nieve y no volvía hasta pasadas doce horas. Cada día corría hasta diez kilómetros. Desde luego, no quería jugar un papel de comparsa en la cita olímpica. Añadámosle el hándicap de encontrar patrocinadores para su deporte en Australia y sumémosle el apartado lesiones, del que no se escapó el bueno de Mates. En 2008 estuvo a punto de dejarlo todo cuando, entrenando en Mammoth Mountain un nuevo truco, una lesión le tuvo días sin poder andar y cuatro meses fuera de las pistas.

Foto del Comité Olímpico Australiano

Todo eso teniendo en cuenta que Ben se inició en el surf. Es posible que sus años de práctica de este acuático deporte le hayan ayudado a “surfear” en la nieve. Sin duda la técnica adquirida sobre la tabla de surf la habrá aplicado a la más corta del snowboard.

Pero no hablamos aquí de Ben Mates por sus mayores o menores méritos como deportista olímpico, sino por su valiosa aportación en las tareas como bombero voluntario en la ola de incendios del maldito invierno (verano allí) de 2019/2020. Ben realizó su aportación en la zona de la costa de Nueva Gales del Sur. Ya se había retirado de la práctica deportiva, pero tan solo 14 semanas antes había sufrido una operación causada por una lesión. Ben afirma que los posibles dolores o molestias que ésta le podía causar sólo los notaba cuando subía o bajaba del camión de bomberos. Ben al alistarse como bombero voluntario no hizo otra cosa que seguir los pasos de su padre, también apuntado al Servicio Rural de incendios. Mates quería devolver a la comunidad lo que ésta le había dado. Además, el fuego había atacado cerca de su propio hogar. En todo momento fue consciente del riesgo que corría cuando acudía a los incendios, pero había que “arrimar el hombro” entre todos si querían atajar la terrible oleada de incendios. No eran sólo el fuego y el humo los mayores peligros, ya que podían caer árboles, derrumbarse estructuras, etc. Los turnos que tuvo que hacer el ex olímpico llegaban a las 15 horas seguidas. Lo curioso es que la mayoría de bomberos voluntarios eran personas ya mayores, siendo él, más cercano a los 40 que a los 30, el más joven de la brigada. Al final la terrible experiencia le resultó muy positiva a este rider, pues la satisfacción que vivió al evacuar a familias y salvar casas fue satisfacción y pago suficiente a todas las horas de esfuerzo invertidas.

El de Ben Mates es sólo uno de los ejemplos de deportistas olímpicos australianos que contribuyeron en primera fila a atajar los incendios que asolaron el país.

Un comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.