Heroínas olímpicas

DENG YAPING: LA MEJOR DEPORTISTA CHINA DEL SIGLO XX Y LEYENDA DEL TENIS DE MESA

Ser elegida como la mejor deportista china del siglo XX requiere un enorme mérito al tratarse de una primerísima potencia olímpica. Deng Yaping consiguió ese honor en una votación. Sin duda le ayudó a ser merecedora de semejante consideración haber empezado en su deporte, el tenis de mesa, a los cinco años y haber ganado ya con trece el campeonato nacional no haría sino reforzar el tremendo potencial que exhibía esta jugadora nacida en al provincia de Henan. Por el contrario, no le ayudó en nada su escasa estatura -1.49m-, que puso en serio peligro su continuidad en la competición a alto nivel, hasta el punto de ser expulsada de la selección china alegando ese único hándicap, sin tener en cuenta su innata destreza. Esa negativa a ocupar un puesto en la poderosa selección china no fue sino el primer gran obstáculo a superar en su (entonces incipiente) carrera. Sus capacidades eran tales, destacando su potente ataque, su gran velocidad y su agilidad, que los responsables chinos no tuvieron más remedio que aceptarla en la selección en 1988. Al año siguiente ya ganó su primer mundial en dobles y para 1991 lo haría en categoría individual.

Las medallas en los distintos torneos internacionales se sucedían y los oros (y alguna plata) iban cayendo del lado de Yaping. Así llegamos a su primera experiencia olímpica, en los Juegos de Barcelona 92. En ellos Deng Yaping consiguió los dos oros posibles (individual y dobles), hazaña que repetiría cuatro años más tarde en los Juegos de Atlanta 96. La final de Barcelona 92 se recuerda como una de las más emocionantes y le tocó lidiarla enfrentándose a su compañera de dobles Qiao Hong. Entre medias, tantísimas medallas en campeonatos mundiales (nueve oros y cinco platas), amén de otras en otros campeonatos de prestigio, que al retirarse hicieron que poseyera más títulos que cualquier otra jugadora de la historia. Y eso que se retiró con sólo 24 años. Para hacernos una idea de su poderío sólo decir este dato: fue la número 1 del mundo durante ocho años consecutivos -de 1990 a 1997-. Como dato anecdótico y para mostrar su absoluto dominio de la técnica del tenis de mesa decir que ha llegado a jugarlo utilizando una cuchara de madera en lugar de la pala.

Una vez retirada de la alta competición Deng Yaping no se ha alejado del olimpismo. En los Juegos de Pekín 2008 fue protagonista por partida doble al participar en el relevo de la antorcha olímpica portándola en la antigua Olimpia (concretamente fue la cuarta relevista en la primera etapa) y siendo nombrada como responsable al frente de la villa olímpica, así como miembro del Comité Organizador de los Juegos. Esta leyenda olímpica y del tenis de mesa también ha tenido cargos destacables relacionados con el deporte, siendo nombrada miembro de las Comisiones -tanto de Atletas como Ética, así como la de Medio Ambiente-del COI, como de la Academia Laureus del Deporte. Su compromiso con el deporte que tantas alegrías le produjo continúa, participando en el programa de la Federación Internacional de tenis de mesa para el desarrollo de la mujer. Paralelamente no ha descuidado sus estudios universitarios, llegando a sacarse la licenciatura en la Universidad Tsinghua, así como dos títulos en destacadas universidades inglesas, en concreto el máster en estudios chinos contemporáneos en la Universidad de Nottingham y el doctorado en Economía en la prestigiosa Universidad de Cambridge. Su tesis en este caso tenía directa relación con el mundo olímpico y llevaba el título de “El impacto de los Juegos Olímpicos en el desarrollo chino: un análisis multidisciplinar”. Ese estudio coincidió con la organización de los Juegos Olímpicos en su país, así que pudo aplicarlo en el márketing y desarrollo de los mismos. Nos encontramos, pues, ante una ex deportista de élite que ha canalizado su saber en una brillante carrera profesional tras su retirada. Campeona dentro y fuera de las pistas, campeona en su vida.

Y esta es la historia de una deportista que, apeada en un principio por su corta estatura, supo vencer todos los obstáculos hasta convertirse en la mejor deportista de toda una gran potencia como es China.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.