Entrevistas,  Paralímpicos

JOSÉ MANUEL RUIZ, ABANDERADO ESPAÑOL EN LOS JUEGOS PARALÍMPICOS DE RÍO: “SE ESTÁN DANDO PASOS MUY POSITIVOS EN EL DEPORTE PARALÍMPICO”

José Manuel Ruiz es un granadino que se ha convertido con todo mérito en una leyenda del deporte español, pese a ser desconocido por el gran público. Para empezar, porque se dedica a uno de esos llamados deportes minoritarios –en su caso, el tenis de mesa- y por ser paralímpico, con la disminución de repercusión mediática que ello conlleva, desgraciadamente. Ello no es obstáculo para que haya entrado en el “Olimpo” del deporte español, pues ha conseguido cinco medallas en Juegos Paralímpicos, de los que ha disputado seis…hasta el momento, porque José Manuel, que debutó en los ya algo lejanos Juegos de Atlanta 96 (“ya ha llovido…”, nos dice) sigue soñando con el sueño olímpico: Estoy con mucha ilusión intentando clasificarme para Tokio 2020 que serían mis séptimos Juegos, además de forma consecutiva”.

El deportista nos fue desgranando sus múltiples experiencias, que culminaron en Río al ser nombrado abanderado: “Los Juegos de Río fueron muy especiales porque fui el afortunado de ser el abanderado del equipo español. Me lo esperaba relativamente, porque ya llevaba cinco Juegos y cuatro medallas, había sido campeón del mundo y de Europa y sabía que estaba en la terna de deportistas que podían ser el elegido, pero en España tenemos la suerte de que tenemos muchos y muy buenos deportistas paralímpicos. El tenis de mesa tampoco había tenido nunca un abanderado y éramos el tercer deporte en número de deportistas y luego también la labor de inclusión que tiene nuestra Federación”. De la inclusión hablaremos más tarde, pero ahora nos interesa cómo ha vivido él la evolución de los Juegos Paralímpicos: “Los Juegos Paralímpicos van cambiando para bien. Se van dando pasitos. Los medios de comunicación reconocen más a los deportistas paralímpicos. A nivel de becas, ayudas y patrocinios todavía queda mucho por hacer, pero como les suelo decir a las nuevas generaciones: “Vosotros no habéis visto que hasta prácticamente los Juegos de Pekín, que fueron hace escasas dos ediciones, no se percibía ninguna beca por una medalla paralímpica”. Así que se están dando pasos muy positivos, porque al final somos unos deportistas que tenemos unos sueños, unos objetivos representando a nuestro país y para conseguir medallas para España y por supuesto que dedicamos las mismas horas o más para conseguir esas marcas y objetivos”. Y como muestra, un botón que nos comenta José Manuel y que es muy significativo: “En los Juegos de Río los tres primeros paralímpicos del 1500 hicieron mejor marca que el campeón olímpico. Esas marcas no se logran sin trabajo. Si además tienes una dificultad añadida yo creo que eso se debería de valorar”.

Foto CPE

Ruiz, que era solo un adolescente -17 años- en su debut olímpico en Atlanta, tiene recuerdos ambivalentes de esa su primera experiencia: “A nivel organizativo fueron un desastre, pero vas con la ilusión de un niño: tus primeros Juegos, y todo lo ves maravilloso”. El jugador quiere subrayar los Juegos de Pekín 2008 por el cambio significativo que supusieron: “En mi deporte, el tenis de mesa, sobre todo lo notamos porque es el deporte nacional en China y allí lo vivimos intensamente. Los pabellones estaban llenos, a diferencia de otros Juegos. A nivel de la villa los deportistas teníamos muchas facilidades, la cercanía con las instalaciones se hizo notar también. En Pekín había unas instalaciones de las que es difícil poder a volver disfrutar por su diseño , características y prestaciones que ofrecían. Eso será difícil de igualar porque sabemos a cuánto se paga la mano de obra en China y a cuánto se paga en otros países”. Además de los Juegos de Pekín quiere destacar los Juegos de Londres ya que fueron “un antes y un después en cuanto a las tecnologías de la comunicación, redes sociales…Fue un avance que se hizo notar”.

El granadino valora el desarrollo del deporte paralímpico, ya que según él “se están haciendo los pasos correctos. Cada vez hay más deportistas paralímpicos jóvenes que están integrados en centros de alto rendimiento con deportistas olímpicos y eso es la normalización y la inclusión total, el no poner impedimentos y sí facilidades para que el deportista sea el que marque hasta dónde es capaz de llegar”. Los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos, en su caso, actúan como una espada de Damocles ya que en ellos, según nos indica el jugador “te juegas muchas veces las ayudas, los posibles patrocinadores, los medios de comunicación, las becas”. Y, pese a la importancia de las medallas (José Manuel Ruiz cuenta con platas en Sidney, Pekín y Río y bronces en Sidney y Londres), Ruiz destaca otros momentos menos tangibles, como por ejemplo cuando su ciudad nata, Guadix, decidió poner su nombre al pabellón en el que él empezó de adolescente en el tenis de mesa o, sin dudarlo, cuando fue abanderado en Río: “Para mí ser abanderado es más que ganar una medalla porque hay muchos deportistas que pueden ganar varias medallas e incluso ser campeones olímpicos, pero no ser abanderados. Serlo es un privilegio, un lujo y una responsabilidad porque eres la cabeza visible de todos tus compañeros”.

No podíamos acabar la entrevista con este plurimedallista paralímpico sin destacar el nivel de integración en su deporte, el tenis de mesa, que nos cuenta el propio deportista: “El tenis de mesa es un deporte en el que competimos todos en la liga nacional -no existe liga nacional para discapacitados-; es tu nivel deportivo el que te marca en qué categoría y en qué división juegas. Yo, por ejemplo, esta temporada voy a competir en la máxima categoría, la equivalente a la Primera División del fútbol”. Esperamos verle en Tokio 2020 como colofón a una carrera impecable.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.