Entrevistas

“PIRRI”: “HAY QUE PONER RECURSOS PARA QUE HAYA MÁS MEDALLAS OLÍMPICAS DE ESGRIMA PARA ESPAÑA”

Una medalla de bronce también puede hacer historia, sobre todo si es la primera –y hasta ahora única- para un país en toda una disciplina. Si decimos que el país es España y el deporte la esgrima enseguida sabremos que nos estamos refiriendo a José Luis Abajo, más conocido como “Pirri”. Su bronce en espada individual en los Juegos de Pekín 2008 quiso marcar un inicio, aunque lamentablemente su camino no ha sido seguido, hasta el punto de que no hubiera ningún representante español de su deporte en Río, el único deporte en no estar presente junto con el pentatlón moderno por parte del equipo hispano. Y eso, pese a que Pirri siempre vio su medalla como una oportunidad para sembrar el terreno de la esgrima en su país, como nos contó en esta entrevista exclusiva: Una medalla olímpica sirve para empujar un deporte “minoritario”. Te da repercusión mediática, seguimiento y da una importancia para una Federación que se nota a la hora de conseguir entrar en un pequeño club de medallistas olímpicos. El deporte que no tiene una medalla olímpica lo nota y debe trabajar por ella”. El tirador madrileño, de hecho, es consciente de que “hay un antes y un después en la esgrima española con mi medalla. Se nota a nivel de comunicación, a nivel medios, a nivel de seguimiento de nuestros deportistas y también, ¿por qué no?, en el CSD. Ya te ven con otros ojos, has hecho bien tu trabajo”.

Pirri, ya está retirado y se dedica en la actualidad a varias actividades relacionadas con el deporte, como son la tarea de comentarista televisivo, presentador de eventos deportivos (en ambas facetas ha sorprendido por su extraordinaria capacidad para hablar con gran soltura y corrección), así como dar conferencias y montar talleres de esgrima de cara a las empresas por su carga motivacional y los beneficios que pueden aplicarse en el sector empresarial. Su medalla olímpica muy posiblemente le haya puesto las bases de un camino que ahora sigue por otros derroteros relacionados indirectamente, pero que siempre tienen su origen en el logro olímpico. Logro que valora no como algo individual, sino como “el fruto del trabajo de muchos años y de mucha gente. La ecuación es muchos años, mucha gente, mucho tiempo, mucho esfuerzo, muchos recursos para que salga una persona como yo y gane una medalla olímpica”. Por eso insiste Pirri en que su medalla tiene que dar frutos en otros tiradores: “Es lo que tenemos que tratar de repetir; que no solamente haya una medalla, sino que haya muchos recursos y trabajo, que haya una buena base y esa buena base se consigue haciendo eventos para acercar la esgrima a los niños y que se aficionen”.

Foto de pirriesgrima.es

El ex deportista reconoce que “una medalla olímpica sin duda te cambia. Empiezas a ver el deporte con otro prisma. Yo lo pasé a ver con un prisma de responsabilidad. Tengo mucha responsabilidad con mi deporte para intentar devolverle todo lo que me ha dado”. Se le ve muy concienciado con su deporte, del que no está en absoluto desvinculado. Su medalla, además, tuvo la característica de ser la número 100 para España en Juegos Olímpicos, “una efeméride muy bonita”, aunque no le reportara ningún beneficio económico particular. Seguramente que Pirri se conformara con ganar la medalla en sí, porque según sus propias palabras “conseguir una medalla olímpica es lo más, no se puede ir a más”.

El tirador disfrutó a tope de su experiencia olímpica, amén de la medalla conseguida. La vida en la villa, “compartiendo con Rafa Nadal toda una semana entera desayunando y comiendo” ya le supo a mucho, o ver un día a sus ídolos del Dream Team de baloncesto, de visita un día por la villa olímpica. “Tuvieron que acordonar la zona para que pudieran comer, porque no les dejábamos en paz. Comprendo que no vivieran en la villa olímpica. Ellos vivían en otra ciudad incluso, no en Pekín, y cogían aviones para jugar”. Pero además Pirri pudo vivir anécdotas como la que nos contó: “Teníamos un sitio especial para celebrar las medallas que, cuando acababan la competición, la gente iba para allá. Si llegabas con tu medalla te regalaban una botella. Yo por supuesto que no me llevé mi medalla porque no la sacaba de la villa y estaba a buen recaudo, pero entré en el establecimiento, por así decirlo, porque no sé muy bien qué era, una especie de restaurante-discoteca y nada más entrar me encontré a un tío semidesnudo, en calzoncillos y con tres medallas olímpicas colgándole del cuello y me dije:´Este se ha bebido las tres botellas´”. Bromas aparte, está claro que, pese a que los éxitos deportivos no han acompañado –hasta el momento- a los nuevos protagonistas de la esgrima española, Pirri dio a conocer un deporte minoritario a todo un país, que no es poco. Además, se trata de un ejemplo de “reciclaje” perfecto en su vida profesional tras su retirada deportiva, algo que por desgracia no consiguen muchos deportistas de élite.

Actualización: José Luis Abajo “Pirri” fue nombrado presidente de la Federación Española de Esgrima en febrero de 2021

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.